Partido Vegano - Los veganos se creen superiores

¿Los veganos nos creemos superiores?

¡Difunde!

Partido Vegano - Los veganos se creen superioresLos veganos formamos el colectivo de aquellos humanos que asumimos el compromiso ético de respetar a todos los animales. ¿Acaso los veganos nos creemos superiores por salvar a quienes el resto consideran seres inferiores?

Prejuicios y estereotipos hacia los veganos

Quienes hemos dado el paso hacia el veganismo debemos soportar diversos prejuicios y estereotipos. Uno de los más habitual es aquél que acusa a los veganos de creernos superiores o de practicar el veganismo por razones esotéricas, caprichosas o peregrinas. Partiendo desde la premisa de que las verdaderas víctimas son los animales a quienes defendemos, en esta publicación queremos exponer unas reflexiones este fenómeno sociológico: la ridiculización hacia los veganos.

Aquellos mismos prejuicios que desembocan en la cosificación animal, y en la subsiguiente explotación y esclavitud animal, también causan que la sociedad margine o ridiculice a las minorías por su propia condición. En relación al conjunto humano, somos todavía pocos quienes hemos entendido que los animales merecen respeto porque sienten y padecen como nosotros. Ellos valoran sus vidas tanto como nosotros las nuestras.

En pleno siglo XXI, todavía se trata a los animales cual esclavos de nuestra especie. Y, de la misma manera en que ocurrió en el siglo XIX respecto a la esclavitud negra y el racismo, en el presente resulta una rareza oponerse a nuestro especismo y antropocentrismo.

Partido Vegano - Niño pensando recostado sobre la hierbaLos niños demuestran tener una mayor capacidad de diálogo, comprensión y empatía que los adultos. Ellos carecen de conflictos de intereses. Nuestra sociedad nos adoctrina desde pequeños en el especismo —y en otros prejuicios— y esto genera adultos prejuicios, ególatras, narcisistas e incapaces de sentir empatía por nadie.

El trasfondo de la acusación de que los veganos nos creemos superiores

Rechazar la explotación animal en su totalidad muchas veces se confunde erróneamente con poner a los animales no humanos por delante de los humanos. Nada más lejos de la realidad. Se trata de rechazar la explotación de individuos sin la consigna especista, es decir, rechazar la explotación de cualquier individuo independientemente de su raza, sexo o especie. Condenamos el especismo por las mismas razones las que la sociedad entera cataloga el racismo como una injusticia.

Irónicamente, aquéllos que nos acusan a los veganos de creernos superiores son quienes participan en la crianza, hacinamiento, manipulación, coacción y asesinato de animales al creerse superiores a éstos. ¿Cómo podemos creernos superiores los veganos cuando ni siquiera nos creemos superiores a ni a un mosca?

Deberían cuestionar sus palabras y mentalidad quienes nos acusan en falso mientras comen animales, se visten con sus pieles, los visitan en zoológicos o acuarios, se divierten a su costa en circos o montándolos, se valen de su esfuerzo y trabajo o se lucran al reproducirlos cual objetos de venta.

Partido Vegano - Pitbull con besos en el hocico - Maltrato animalLa humanidad expresa amor y afecto hacia unos animales mientras evita participa en la explotación y asesinato de millones de animales. Un vegano no es sino un humano que cuestionó este desprecio selectivo. Asimismo, incluso los perros y otros animales cercanos a nosotros son víctimas de una cosificación extrema basada en la raza.

Conclusión

Tomando las palabras de William Lloyd Garrison, aquellos que reniegan —o que ni siquiera aún se han parado a pensar sin prejuicios— qué conlleva el veganismo, suelen utilizar bastante a menudo la queja de la «superioridad vegana» o «el ego de los veganos».

El veganismo consiste, simplemente, en romper la barrera del antropocentrismo y rechazar la explotación y uso de los animales ajenos a nuestra especie en su totalidad. Nuestro compromiso ético podría considerarse una virtud; pero ello no implica que los veganos seamos personas perfectas en todos ámbitos ni que, por ende, nos sintamos superiores al resto.

A diferencia del pasado, hoy nuestra sociedad no acusa de «sentirse superior» a quienes rechazan la esclavitud humana, el racismo, el machismo o la homofobia, entre otros problemas sociales. Aunque ahora nos parezca absurdo catalogar de «persona con ego» a quien rechace la esclavitud humana, hasta hace no mucho era el pan de cada día para los activistas del movimiento abolicionista.

Los veganos no nos creemos superiores a nadie. Las personas humanas que adoptamos el veganismo somos un vehículo para conseguir un fin: el cese de la explotación animal y la consecución de derechos legales reconocidos para todos los animales. Se trata de una lucha justa contraída por voluntad propia. Cuando alguien se opone el veganismo, está perjudicando a las víctimas; no a quienes lo llevamos a la práctica.

Artículos relacionados

Adrián López Galera

Grado en Biología. Máster en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales. Amplia experiencia en Derechos Animales, Escritura Creativa y Administración de sistemas informáticos.