¡Derechos Animales ya! - Día internacional contra el Abandono - Consecuencia del especismo y de la cosificación moral

Día Internacional contra el Abandono

¡Difunde!

¡Derechos Animales ya! - Día internacional contra el Abandono - Consecuencia del especismo y de la cosificación moralEl Día Internacional contra el Abandono nos recuerda que el abandono de animales es una consecuencia del especismo y de la cosificación moral.

El abandono de animales es una consecuencia de su cosificación

El 17 de agosto es el Día Internacional contra el Abandono. En este día me gustaría lanzar una importante reflexión sobre las causas del abandono de animales.

El Día Internacional contra el Abandono es un Día Internacional de corte bienestarista que denuncia esta problemática sin ofrecer soluciones que vayan a la raíz del problema. El abandono de animales, generalmente domésticos, es una consecuencia lógica y esperable de que los animales estén cosificados moral y legalmente, es decir, del especismo y sus varidades. Cuando señalamos que están cosificados a nivel ético nos referimos a que la mayor parte de la sociedad los concibe como objetos que existen para servirnos de alguna forma.

Debido a que la sociedad participa en la cosificación de todos los animales, la explotación animal es legal en sus distintas formas. Criar y vender animales es una actividad legal porque la sociedad los ve como mercancías con las que comerciar y lucrarse.

¿Qué ocurre con aquellas mercancías inútiles o que pierden su valor para su propietario? Se desechan. El abandono de animales no es más que el equivalente práctico al arrojo de basura. La humanidad deja perros y gatos en mitad de una autovía como quien deja un frigorífico junto a un parque.

Tanto abandonar animales como dejar muebles en la calle es ilegal. Justo aquí se quedaría la condena que lanzan las principales organizaciones animalistas y partidos políticos. Ninguno de ellos te dirá que el abandono de animales es ilegal porque todas nuestras leyes se basan en la mentalidad humana. Dado que al ser humano del siglo XXI le da pena que un animal termine abandonado —porque no obtienen ningún beneficio de ello—, entonces ilegaliza dicha acción. Lo mismo ocurre cuando otros seres humanos sacrifican animales con fines extraños o estimados socialmente como «depravados».

Sin embargo, puesto que criar animales y asesinarlos en mataderos sí beneficia a muchos humanos —tanto a vendedores como a compradores o consumidores— dichas acciones son legales y seguirán siéndolo en el seno de una sociedad hipócrita.

Es imposible combatir el abandono de animales mediante penas más duras como también es imposible evitar los accidentes de tráfico creyendo que una retirada de puntos ya soluciona el problema. El abandono de animales es un fenómeno derivado de la compra-venta, del especismo, de nuestra mentalidad cosificadora hacia los animales. Si no se combate el origen del problema, cualquier intento de solución está destinado al fracaso.

¡Derechos Animales ya! - Tres perritos en un descampadoMientras la compra-venta de animales sea legal, es imposible luchar contra la explotación y el abandono de perros y de otros animales. Se los abandona debido al especismo y a la cosificación que ejerce el ser humano contra los no-humanos.

En el Día Internacional contra el Abandono los activistas veganos señalamos lo que otros no quieren decir

Nuestra sociedad continuará tratando a los animales como simples despojos mientras se perpetúe nuestra creencia de que somos seres superiores a ellos o de que baste con darles un buen trato, de que baste con rechazar el «maltrato animal», con comprar carne ecológica y con donar a la organización de turno para que las gallinas pasen a morir de otras formas y a los cerdos los castren con otras herramientas. Esto es el movimiento animalista actual y por eso mismo los animales siguen y seguirán condenados.

En el Día Internacional contra el Abandono reivindicamos que todos los animales merecen respeto y derechos legales. Esto significa reconocerlos ante la ley como sujetos de derecho y velar por sus vidas, libertad e integridad de la misma forma en que lo hacemos con seres humanos. Sólo su reconocimiento legal podría combatir una gran parte del abandono al prohibir cualquier forma de crianza y mercantilismo legal hasta la fecha.

No obstante, para que esto se vuelva una realidad y se logre un abandono cero, es imprescindible que la sociedad deje de contemplar a los animales como objetos a nuestro servicio que está bien desechar cuando ya no sirva o no se pueda obtener algún producto. Este mensaje lo evitan todos los demás grupos animalistas porque contraviene sus intereses. Las firmas y los lloros en grupos son papel mojado mientras el propio animalista esté en su casa comiéndose un filete de ternera.

El propio movimiento animalista y su autoengaño es el gran culpable de que no pueda haber avances legales para los animales. Los activistas veganos debemos hablar claro y con contundencia. El veganismo es lo mínimo que debemos hacer por todos ellos.

Artículos relacionados

Fotografia Adrian Lopez Galera pequena

Adrián López Galera

Grado en Biología. Máster en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales. Amplia experiencia en Derechos Animales, Escritura Creativa y Administración de sistemas informáticos.