Entrevista a Aranzazu (ambientalista vegana)

Aranzazu, una joven ambientalista vegana y asesora nutricional que dio el paso hacia el veganismo al ponerse en la piel de los demás animales.

Aranzazu, la ambientalista vegana

E: Hola, Aranzazu. Gracias por aceptar mi entrevista. ¿Cómo conociste el veganismo?

A: Descubrí el veganismo en 2014, tras llevar a «dormir» a uno de mis gatos. Fue algo que me abrió los ojos hacia cómo los humanos decidimos y actuamos por los animales. Nos creemos con derecho a decidir lo que hacemos con ellos, sin cuestionarnos acerca de los deseos del animal porque creemos que no existe tal cosa en ellos.

Llevar a «dormir» a Muffin fue muy doloroso e impactante para mí. El veterinario nos dio la opción de salir y esperar fuera a que estuviera hecho, mi pareja salió pero yo me quede allí. Fue lo que me hizo ser consciente de lo que estaba haciendo, aunque lo llamemos «dormir», lo que estamos haciendo es pagar a alguien para que mate al animal en nuestro lugar. Todo este suceso fue lo que me llevo a hacerme preguntas e indagando en internet encontré el veganismo.

Fotografía inserta en un adorno hecho por Aranzazu en honor a su difunto gato Muffin.

E: ¿Cómo fue tu transición?

A: A día de hoy creo que aun continuo en «transición». Y con «transición» me refiero a que todavía hay mucha información que desconozco. No hablo aquí de la transición alimentaria que muchos llevan a cabo debido a la gran confusión informativa que existe sobre lo que es el veganismo y hace creer a la gente que es una dieta, sino que me refiero a la confusión que va mas allá por culpa de ONGs bienestaristas y la sociedad especista en que vivimos en general.

A pesar de que me considero vegana desde 2014, no fue hasta el año pasado más o menos que supe lo que significa el veganismo: el deber ético de respetar el derecho de los demás animales a no ser considerados recursos y por tanto a no ser explotados. Hasta entonces creía que era un poco de todo; principalmente no comer animales, estar saludable y no hacerles daño en la medida de lo posible…

Aun así, nunca hablo de mi transición porque es algo que no quiero fomentar ni reforzar, prefiero tratar de informar directamente con los conceptos que me hubiese gustado saber desde el primer momento: veganismo abolicionista, ética, Derechos Animales.

E: ¿En qué formas de explotación participabas antes de hacerte vegana?

A: Era una no vegana a la que le gustaban los animales —fui criadora de gatos un tiempo— pero participaba en la explotación animal porque no me había cuestionado ciertas cosas. Estudié salud ambiental y educación ambiental, pero todo desde el especismo. Cuando me hice vegana me decepcioné mucho al darme cuenta de la farsa del cuidado del medio ambiente. Ya que solía ser voluntaria en ONGs ambientalistas de mi pueblo, también he sido monitora ambiental, pero en ninguno de esos momentos conocía a nadie vegano y, claro, nadie que cuestionara el especismo remotamente.

Éste es el pez espinoso, una especie a la que Aranzazu intentó proteger. Mientras el especismo siga vigente, los animales carecerán de protección legal.

E: ¿Cuáles cosas especistas viste durante tus estudios en nutrición, salud ambiental y educación ambiental?

A: En salud ambiental hay una asignatura que es la de control de plagas. Diría que esa es la asignatura donde el especismo es más evidente. Todas las formas de deshacerse de las «plagas» que nos enseñaban eran básicamente el exterminio.

E: ¿Estuviste en alguna ONG?

A: Las ONGs con las que me he relacionado en mi vida han sido tipo «Ecologistas en acción», donde más que preocuparse por el medio ambiente se preocupaban por temas políticos no relacionados con el medio ambiente. Así que lo acabé dejando. Leía a Greenpeace y firmaba peticiones online. Con la asociación medioambiental de mi pueblo participé en la recogida de firmas a pie de calle para salvar al pez espinoso del río de mi pueblo por ser una especie en peligro de extinción, pero no conseguimos nada…

He sido monitora ambiental, pero era más bien un grupo de voluntarios con diferentes tipos de dificultades a quienes llevábamos de excursión a hacer actividades relacionadas con la jardinería. Hace años que hago donaciones a protectoras de animales y soy voluntaria en el grupo CES de mi pueblo. Todos son especistas. Son como era yo antes.

Es complicado salir de la mentalidad especista cuando ellos mismos refuerzan esas ideas y no permiten cuestionamientos. En el CES he hablado varias veces sobre veganismo, pero no suelo insistir demasiado porque cuando no están de acuerdo te «invitan» a irte. No creo que sea por el veganismo en sí mismo, sino que si no haces las cosas como los «encargados» creen que debe hacerse, ya no eres tan bienvenido, seas especista o no.

Aranzazu, la ambientalista vegana, realiza trabajos manuales muy interesantes para promover el veganismo de forma creativa.

E: ¿Cómo se lo tomó tu familia?

A: A mi familia no le cogió por sorpresa que les dijese que era vegana. Aunque, hasta la fecha, nada de lo que les he explicado ha hecho que decidan dejar de explotar animales. No espero que mis padres cambien, creo que si podrían hacerlo, pero no tengo la misma expectativa sobre ellos como la tengo sobre mi hermana. No entiendo sinceramente que no se haga vegana. Cuando se trata de algunas amistades también espero más de ellos que de desconocidos. Conociéndolos, sabiendo que son personas inteligentes y respetuosas con otras causas no comprendo su ceguera especista cuando les explico el veganismo. Me frustra bastante y esa misma exigencia que tengo sobre ellos la tengo sobre mí misma al no ser capaz de hacerles entender que explotar a los demás animales no es justo.

E: ¿Cómo percibes actualmente el movimiento vegano?

A: Actualmente se me hace más duro el veganismo que en los primeros años de ser vegana. Antes estaba más centrada en mis propios cambios de hábitos que en la calidad de la información que recibía. Era vegana sin saber lo que significa el veganismo. Así que yo también promovía cosas y difundía información errónea pensando que así ayudaba a los animales.

Veo que esto mismo le pasa a la mayoría de la gente y lo malo es cerrarse y no hacer autocrítica. La falta de reflexión no es cosa únicamente de los no veganos. Creo que es importante tener una actitud de humildad con la que cuestionarnos nuestras ideas y formas de activismo y estar como en una especie de mejora continua permanente. Analizarnos, informarnos y educarnos continuamente. Estaría bien también que todos aprendiésemos a debatir y aportar información sin caer en cuestiones personales y también no perder el tiempo en discutir cuando no nos conduce a nada.

Canal de Youtube de Aranzazu, en el cual promueve el veganismo mediante explicaciones didácticas y breves.

E: He visto que difundes el veganismo a través de Youtube y que vendes accesorios relacionados con los animales, háblanos un poco de tu canal y de tu tienda.

Durante mis primeros años de vegana junté mi hobby de diseño y creación de accesorios de bisutería hechos a mano con el veganismo, elaborando pulseras, collares, pendientes y llaveros con pequeños mensajes veganos para que quien quiera pueda hacer y hacerse un bonito regalo con el que compartir y visibilizar el veganismo entre amigos, familia y demás personas de su alrededor.

Mas tarde, cuando empecé a aprender más sobre ética y Derechos Animales creé también un canal de Youtube (Vegan Aranzazu) donde poder hablar sobre educación vegana. También comparto recetas y hablo un poco sobre zero waste (vivir sin generar residuos) y así ayudar a que se sepa lo que el veganismo es realmente e invitar a la reflexión y profundizar en información que verdaderamente les suponga un cambio real a los demás animales.

Actualmente, cualquiera puede encontrar todo lo que hago y comparto (mi canal, mis redes sociales y mi tienda…) en mi pagina web Vegan Aranzazu. La verdad es que me complace muchísimo poder contribuir a la difusión del veganismo de una forma creativa y bonita. Espero con ello poder aportar mi granito de arena y que los derechos de los demás animales sean reconocidos lo antes posible en todo el mundo.

1 Comentario

  • Avatar
    Manuel Publicado 23/09/2019 12:44

    Muy interesante la entrevista, en la que quiero felicitar a Aranzazu. Me veo identificado en muchos aspectos con ella, ya que ha veces pienso que en mi entorno hay pocos con el sentimiento hacia los derechos animales de la forma que yo los siento. Pero aunque sea lento, veo cambios que me alegran, por ejemplo, en mi pueblo 100 ganadero, para culminar las fiestas patronales, se realiza una comida de para todo el que quiera asistir, y por primera vez, han ofrecido una alternativa vegana. Menuda alegría me lleve! , y más después de comprobar que fueron varios los que la solicitaron. Sigue por la línea vegana que como alguien dijo….caminando se hace camino. Enhorabuena.

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)