Partido Vegano - Reino animal - No somos divisivos

¿Somos divisivos?

¡Difunde!

Partido Vegano - Reino animal - No somos divisivosNo podemos dividir aquello que no nos representa y a quienes no representamos. El animalismo institucional no defiende los Derechos Animales y es, de hecho, quien «divide» entre animales. El Partido Vegano aspira a representar los intereses de los animales y del colectivo vegano.

[Autoría de la imagen]

No somos divisivos

Sobre el Partido Vegano se vierten muchas falacias típicas. En esta entrada deseamos contestar a algunos alegatos erróneos que se esgrimen contra nuestra labor y nuestro colectivo.

Una de las menciones más comunes desde nuestra fundación es aquélla en que se nos acusa de ser «divisivos». Y nosotros nos preguntamos: ¿Qué estamos dividiendo?

Dicen que somos divisivos con el argumento de que, como ya hay un partido animalista en España y otros partidos empiezan a presentar propuestas respecto a los animales, entonces estamos dividiendo el «voto animalista». Pero… ¿a qué llamamos «voto animalista»? ¿A quienes votan por el respeto hacia los animales o a quienes votan contra el «maltrato animal»? ¿Protegen a los animales quienes participan, promueven y financian toda clase de violencia contra los animales?

El Partido Vegano busca defender los Derechos Animales y los intereses del colectivo vegano. Cualquier vegano es libre de considerarse también «animalista». Sin embargo, como salta a la vista, no todo animalista es vegano. El animalismo está formado por tres corrientes muy distinta en origen y objetivos. Nuestro partido trata de representar y aunar a quienes respetamos a los animales sin ninguna discriminación de especie y sin condicionantes morales antropocéntricos.

Partido Vegano - Acariciando a un cerdito - El voto animalista y el bienestarismoDicen que somos divisivos porque explicamos que no existe ninguna manera ética de confinar y asesinar, ni ningún modo real de mostrar dicha manipulación de la realidad.

[Autoría de la imagen]

Una aclaración necesaria

En la actualidad, no existe ningún partido en el ámbito estatal que defienda los Derechos Animales. Y no, no debe confundirse este concepto con el de Bienestar Animal; algo que el propio Gobierno hace adrede. No hay discusión en este sentido.

Ninguna otra formación en nuestro país plantea siquiera que los animales debieran estar reconocidos como sujetos derecho ante la ley. Lo que hacen otros partidos se resume en proponer regulaciones legales sobre la manera de criarlos, hacinarlos, manipularlos, explotarlos y asesinarlos. Estas acciones injustas van asociadas a este cajón de sastre que llamamos «animalismo», el cual es bienestarista en su mayoría.

Pedir que a una gallina la metan en una jaula más grande o que un caballo pase menos horas enganchado a una calesa bajo el sol no conlleva, en absoluto, defenderlos como lo haríamos con seres humanos. Si hablásemos de seres humanos, ningún partido de España ni del mundo pediría que la víctima estuviese en mejores condiciones, sino que se aboliese su esclavitud.

Las regulaciones legales, promovidas por otros partidos, se traducen en pedir que el animal de turno —objeto en sentido legal— reciba una gestión diferente para tranquilizar a quienes se preocupan por el sufrimiento animal. Exactamente igual a lo que implicaría si algún partido planteara una nueva gestión sobre cómo desechar automóviles, mobiliario o bolsas de plástico.

Eso no significaría que los coches o las mecedoras pasasen a estar reconocidos como iguales ante la ley. ¿De que serviría unir a millones de votantes para proponer modificaciones sobre cómo rajarle la garganta aun animal? ¿Se librarían acaso de la muerte? ¿Qué hay de divisivo al señalar una verdad tan flagrante?

Conclusión

Nosotros aspiramos a representar la justicia que merecen los animales. No existe forma de dividir eso. Y ellos no merecen nada menos que la aplicación del veganismo por quienes somos agentes morales (sujetos responsables de sus actos).

No podemos dividir algo que no representamos y que no nos representa. El Partido Vegano no puede ser divisivo por la sencilla razón de que no pretendemos ni promovemos lo mismo que otros partidos y organizaciones animalistas.

Por tanto, desde el Partido Vegano deseamos poner fin a la creencia de que dividimos el voto animalista o de que otros partidos ya cumplen nuestra función. Si así hubiera sido, ni siquiera nos habríamos constituido como formación contra viento y marea.

Muchas gracias a quienes nos apoyáis día a día.

Artículos relacionados

Adrián López Galera

Adrián López Galera

Grado en Biología. Máster en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales. Amplia experiencia en Derechos Animales, Escritura Creativa y Administración de sistemas informáticos.