Partido Vegano - La ciencia puede avanzar sin experimentación animal - Los animales no pueden dar su consentimiento - Voluntarios humanos para ensayos clínicos por el coronavirus

La ciencia puede progresar sin experimentación animal

¡Difunde!

Partido Vegano - La ciencia puede avanzar sin experimentación animal - Los animales no pueden dar su consentimiento - Voluntarios humanos para ensayos clínicos por el coronavirusLa experimentación animal es injusta porque los animales no pueden dar su consentimiento para servirnos como sujetos de experimentos ni de ninguna otra forma de explotación animal. La noticia de que la Universidad de Oxford está realizando ensayos clínicos de coronavirus con voluntarios es un ejemplo de que la ciencia puede progresar sin experimentación animal.

La experimentación animal es injustificable

Según informaba La Vanguardia, la Universidad de Oxford ha recibido 10.260 voluntarios para someterse a ensayos clínicos con el coronavirus. El proceso es complejo para los sanitarios pero simple para los pacientes: se les inocula el virus, se atiende su evolución y se evalúa la generación de anticuerpos para crear una vacuna.

Desde el Partido Vegano deseamos tomar el caso de estos voluntarios ante el coronavirus —un ejemplo real de humanidad, solidaridad y compromiso social— para explicar la diferencia categorial entre la experimentación con voluntarios humanos y con esclavos animales.

Los humanos con plenas facultades —agentes morales— podemos dar nuestro consentimiento libre e informado para participar en actividades peligrosas y daniñas en la búsqueda de un bien mayor, por satisfacción personal o por mero altruismo. Por el contrario, los animales —como los niños pequeños— no alcanzan el nivel de conciencia necesario darnos su consentimiento para tales acciones.

Los animales explotados en experimentación animal son criados, hacinados, manipulados y asesinados en todo tipo de ensayos y pruebas. Así se practica porque los animales de todo el mundo son legalmente esclavos bajo la denominación de «bienes muebles semovientes» (objetos con movimiento autónomo). Así ocurre porque hemos normalizado desde la infancia que los animales existan para servirnos o que no merezcan el mismo respeto que querríamos para nosotros.

A menudo, se esgrime el argumento de que la ciencia necesita la experimentación animal para poder progresar. Esto es tanto una falsedad como una falacia.

  1. Es una falsedad —un hecho falso—porque una gran número de enfermedades se desarrollan con un cuadro clínico diferente en humanos y requieren estudio en humanos para poder encontrar y ensayar una cura. Asimismo, los protocolos de experimentación animal suponen un retraso excesivo en la aplicación de nuevos medicamento aun cuando existen voluntarios humanos dispuestos a probarlos.
  2. Es una falacia —un argumento inválido— porque la necesidad de encontrar una cura a enfermedades no justifica el uso de sujetos forzados o esclavizados ni la realización de ensayos clínicos que atentan contra sus vidas, integridad y otros intereses inalienables. En distintos regímenes del mundo se ha experimentado forzadamente con humanos y se han obtenido curas y medicamentos. Nuestra sociedad entiende que el fin no justicia los medios. Que un animal no sea de nuestra especie, no significa que deje de ser una acción injusta hacia ellos. La ética no cambia según la especie como tampoco según la raza o el sexo.

A raíz de estos ensayos clínicos con voluntarios humanos por la pandemia del coronavirus, podemos afirmar que la ciencia puede progresar sin experimentación animal. El Partido Vegano reivindica los Derechos Animales y quiere evidenciar que una ciencia y una sociedad de progreso puede y debe desechar la experimentación sobre sujetos forzados y esclavizados.

¡Ayúdanos a romper cadenas!

Artículos relacionados

Adrián López Galera

Adrián López Galera

Grado en Biología. Máster en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales. Amplia experiencia en Derechos Animales, Escritura Creativa y Administración de sistemas informáticos.