El lobo ibérico, la ganadería y el especismo animalista

¡Difunde!

Fotografía de tres lobos ibéricos (Canis Lupus Signatus)El lobo ibérico es un habitante de las sierras españolas al que no quieren los ganaderos. Nuestra especie extermina a quienes compiten por los recursos.

En esta entrada disertaré muy brevemente sobre nuestros actos dirigidos hacia otras especies animales según sus condiciones tróficas y me centraré en el caso del lobo ibérico como ejemplo de injusticias análogas a lo largo del mundo por causa de la cosificación animal.

Usamos nuestra capacidad de discriminación para la explotación

Por regla general, nuestra especie aplica dos estrategias genéricas hacia otros animales según las relaciones que establezcan con nosotros. Para entender mejor estos aspectos simplificados recomiendo leer acerca del concepto de nicho ecológico. El origen de este fenómeno radica en el hecho de que los animales no humanos se perciben como simples recursos semovientes a nuestra disposición debido a una transmisión cultural.

Si actúan como depredadores o competidores por los mismos recursos, nuestras maniobras van encaminadas hacia el exterminio y control (lo cual también constituye una forma de explotación animal). En este apartado informal no solamente se incluyen grandes mamíferos predadores muy conocidos y los mal llamados «oportunistas»; sino también el vasto grupo de los insectos y otros clados que en algún momento y lugar supongan una merma de nuestros intereses particulares o colectivos.

Conforme la demografía humana ha ido extendiéndose, hemos llevado a la extinción a varias especies y actualmente dejamos a muchas otras con un futuro incierto por el simple motivo de que nos conviene su inexistencia (al menos, en estado salvaje y libre). La lista de casos resulta espeluznante, sobre todo, en vertebrados: zorros, lobos, osos, leones, panteras, orcas, cocodrilos, tiburones, etc. Entre éstas, también cabe señalar aquellas especies cuyo hábitat se ha visto desplazado y a las cuales luego señalamos como perjudiciales: ratas, cucarachas, etc.

Si no establecen relaciones negativas con nuestra especie (no nos perjudican desde nuestro punto de vista) o simplemente no coincidimos en el mismo espacio, intentamos coartar su libertadexplotarlas de todas formas posibles para nuestro beneficio. El grueso de los animales no humanos se sitúa en esta sección.

La ironía de los ganaderos hacia los lobos

En el norte de España y sierras de la Meseta Central se sitúan los últimos reductos del lobo ibérico (Canis lupus signatus), una subespecie endémica de la península ibérica, que antaño recorría las serranías, montes y dehesas sin la presencia y opresión del ser humano. Hace miles de años, sus poblaciones eran mucho más abundantes junto con las de osos y otros carnívoros de menor tamaño.

Sólo en una sociedad humana terriblemente antropocéntrica e hipócrita cabría imaginar que alguien señalara a ciertos animales no humanos (amorales) como culpables de realizar acciones equivalentes a las suyas. Únicamente en un sistema falto de autocrítica y madurez cupiera esperar noticias carentes de una lógica elemental:

¡Nos están masacrando los corderos!

El activista Igor Sanz, tal y como practica a menudo, aprovechó la redacción para criticar la mayúscula hipocresía de los ganaderos y la solución que se niegan a aceptar incluso desde sectores animalistas:

Trágicas ironías de la vida. Los explotadores de animales tratando de generar empatía hacia sus propias víctimas. Nos piden preocuparnos por su «bienestar», y nos relatan lo duro que es ver «agonizando» a animales a quienes se ha criado «con todo el cariño». Eso no les impide, sin embargo, reconocer que los crían para llevarlos al matadero. Será que allí no agonizan ni sufren, como sí lo hacen a manos de los lobos. «Nos están masacrando los terneros», dicen respecto a los cánidos; «y queremos ser nosotros los únicos que los masacremos», les ha faltado añadir. El culmen de este despropósito de cotas históricas se alcanza al referir la impresión de que los lobos «matan por placer». ¡Qué horror! ¡Matar a otros animales por placer! Los humanos matamos diariamente a millones de animales sólo por el placer de consumirlos; pero si lo hacemos nosotros está bien, claro… A mí se me ocurre una solución efectiva a este problema: dejar de criar animales nohumanos. Así los ganaderos ya no tendrán problemas con los lobos y las ovejas y las vacas dejarán de sufrir y agonizar definitivamente.

Es deplorable, aborrecible, deleznable y detestable que en pleno siglo XXI y tras miles de años transcurridos desde el establecimiento de las primeras sociedades humanas no hayamos todavía asumido el principio de igualdad como una máxima ética sin importar quién sea el sujeto.

Si continúa la gestión actual, el lobo ibérico terminará sus días en compañía del lince ibérico.


¡Difunde!

9 Comentarios

  • Avatar
    Sofía Publicado 20/07/2016 13:12

    Hola Derechos, buen día!, aunque se intuye no sabía que eran las relaciones negativas y Wikipedia me dice: «Son aquellas donde una o ambas especies resultan perjudicadas por la relación.», tal vez soy muy ignorante pero quería tu confirmación y sugerir que también lo linkearas. Un saludo.

    • ¡Derechos Animales ya!
      ¡Derechos Animales ya! Publicado 20/07/2016 18:09

      Hola, Sofía:

      Sí, una relación negativa en ecología consiste en dos especies que se perjudican, por supuesto. Puntualizaré que lo expreso desde el punto de vista humano. La mayor parte de las relaciones entre humanos y nuestros esclavos con otros animales es de depredación.

      Un saludo.

  • Adrián López Galera
    Adrián López Galera Publicado 20/07/2016 18:09

    Hola, Sofía:

    Sí, una relación negativa en ecología consiste en dos especies que se perjudican, por supuesto. Puntualizaré que lo expreso desde el punto de vista humano. La mayor parte de las relaciones entre humanos y nuestros esclavos con otros animales es de depredación.

    Un saludo.

  • Avatar
    Juan Publicado 22/10/2016 17:14

    ¿Esto equivale a una declaración de que los veganos también participan de la explotación animal, por más que la repudien?

    • ¡Derechos Animales ya!
      ¡Derechos Animales ya! Publicado 22/10/2016 17:19

      Hola:

      Aunque uses otro alias, correo electrónico e IP, sé que eres el mismo trol de hace un mes.

      No veo qué relación hay entre esta entrada y tu comentario. «Explotar» significa «usar como recurso para un fin». Los veganos, por definición, no explotamos a otros animales. Dañarlos involuntariamente no equivale a explotarlos porque tal daño no se provoca para usarlos como fines en nuestro beneficio.

      Un saludo.

    • Avatar
      Juan Publicado 23/10/2016 04:53

      Citó: «Si actúan como depredadores o competidores por los mismos recursos, nuestras maniobras van encaminadas hacia el exterminio y control (lo cual también constituye una forma de explotación animal). En este apartado informal no solamente se incluyen grandes mamíferos predadores muy conocidos y los mal llamados «oportunistas»; sino también el vasto grupo de los insectos y otros clados que en algún momento y lugar supongan una merma de nuestros intereses particulares o colectivos.»

      La agricultura hace justamente lo que describe usted en las primeras 3 líneas, luego es explotación de animales pequeños pequeños principalmente. Al consumir vegetales son partícipes de la explotación animal, pero en menor grado claro. Quizá los explotadores principales son los agricultores pero los financian muy claramente.

    • ¡Derechos Animales ya!
      ¡Derechos Animales ya! Publicado 23/10/2016 13:46

      Hola, Juan:

      Los veganos nos preocupamos por que nuestros productos provengan todo lo posible de la agricultura ecológica. De esta forma no se emplean productos que pueden dañar adrede a otros animales. Ocurre que, hasta cierto punto, los daños provocados por la agricultura en animales pequeños son difíciles de cuantificar y aun más complicados de etiquetar (y que lleguen a nuestro conocimiento). Mientras caminamos podemos matar hormigas, de igual manera, por plantar un tomate ya podemos dañar a nematodos sin que ésa fuera nuestra intención. Este daño sólo es explotación cuando lo causan los agricultores adrede mediante productos fitosanitarios y acciones de erradicación; pero no lo es cuando todo se debe a una razón circunstancial. Por tanto, nuestro compromiso implica apoyar a los agricultores que no cometan estas prácticas.

      Tenemos el deber moral de ir mejorando las técnicas hasta causar un daño 0 (o cercano a 0, para ser realistas). Por ejemplo, los cultivos verticales en edificios herméticos (algo futurista por ahora) nos aseguraría que no hubiera ningún animal que pudiese terminar dañado. Hazte a la idea de que el veganismo no se postula como una panacea ni ningçun vegano afirma que causa u daño 0, eso es falso. Se trata de un principio ético cuyo fin consiste en respetar la vida de otros animales porque sienten y padecen como nosotros. El daño 0 es físicamente imposible porque mientras respiramos y excretamos ya estamos generando desechos que modifican el ecosistema de otros animales en algún lugar.

      Sin embargo, cabe recordar una vez más que vivimos en una sociedad altamente especista que cosifica a los animales no humanos. Por tanto, resulta contradictorio criticar que los veganos no seamos perfectos dentro nuestras intenciones mientras el 95% de la población tiene la intención explícita de causar un daño sistemático debido a un prejuicio de supremacía. Si de verdad te preocupa la justicia hacia ellos, hazte vegano. El veganismo es lo que se denomina un principio de mínimos. Se supone que jamás podría haber un daño próximo a 0 si la sociedad no entera no reconoce primero las bases del veganismo como un principio moral.

      Bueno… me alegro mucho de que esta vez hayas presentado un argumento y hayamos podido dialogar. Si lo deseas, te invito a que sigas participando y me dirijas todos los planteamientos que estimes oportuno.

      Un saludo cordial.

  • Adrián López Galera
    Adrián López Galera Publicado 22/10/2016 17:19

    Hola:

    Aunque uses otro alias, correo electrónico e IP, sé que eres el mismo trol de hace un mes.

    No veo qué relación hay entre esta entrada y tu comentario. «Explotar» significa «usar como recurso para un fin». Los veganos, por definición, no explotamos a otros animales. Dañarlos involuntariamente no equivale a explotarlos porque tal daño no se provoca para usarlos como fines en nuestro beneficio.

    Un saludo.

  • Adrián López Galera
    Adrián López Galera Publicado 23/10/2016 13:46

    Hola, Juan:

    Los veganos nos preocupamos por que nuestros productos provengan todo lo posible de la agricultura ecológica. De esta forma no se emplean productos que pueden dañar adrede a otros animales. Ocurre que, hasta cierto punto, los daños provocados por la agricultura en animales pequeños son difíciles de cuantificar y aun más complicados de etiquetar (y que lleguen a nuestro conocimiento). Mientras caminamos podemos matar hormigas, de igual manera, por plantar un tomate ya podemos dañar a nematodos sin que ésa fuera nuestra intención. Este daño sólo es explotación cuando lo causan los agricultores adrede mediante productos fitosanitarios y acciones de erradicación; pero no lo es cuando todo se debe a una razón circunstancial. Por tanto, nuestro compromiso implica apoyar a los agricultores que no cometan estas prácticas.

    Tenemos el deber moral de ir mejorando las técnicas hasta causar un daño 0 (o cercano a 0, para ser realistas). Por ejemplo, los cultivos verticales en edificios herméticos (algo futurista por ahora) nos aseguraría que no hubiera ningún animal que pudiese terminar dañado. Hazte a la idea de que el veganismo no se postula como una panacea ni ningçun vegano afirma que causa u daño 0, eso es falso. Se trata de un principio ético cuyo fin consiste en respetar la vida de otros animales porque sienten y padecen como nosotros. El daño 0 es físicamente imposible porque mientras respiramos y excretamos ya estamos generando desechos que modifican el ecosistema de otros animales en algún lugar.

    Sin embargo, cabe recordar una vez más que vivimos en una sociedad altamente especista que cosifica a los animales no humanos. Por tanto, resulta contradictorio criticar que los veganos no seamos perfectos dentro nuestras intenciones mientras el 95% de la población tiene la intención explícita de causar un daño sistemático debido a un prejuicio de supremacía. Si de verdad te preocupa la justicia hacia ellos, hazte vegano. El veganismo es lo que se denomina un principio de mínimos. Se supone que jamás podría haber un daño próximo a 0 si la sociedad no entera no reconoce primero las bases del veganismo como un principio moral.

    Bueno… me alegro mucho de que esta vez hayas presentado un argumento y hayamos podido dialogar. Si lo deseas, te invito a que sigas participando y me dirijas todos los planteamientos que estimes oportuno.

    Un saludo cordial.

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)

diecinueve + 3 =