Lagarto tizón (Gallotia galloti)

Lagarto tizón (Gallotia galloti)

Descripción del adulto

Se trata de un saurio de tamaño medio (hasta 145 mm de longitud cabeza-cuerpo, con extremidades bien desarrolladas, píleo diferenciado claramente del dorso y escamas granulares. Se caracteriza por presentar un número medio de series longitudinales de escamas ventrales (de 12 a 14), un elevado número de escamas dorsales (entre 72 y 103 en un conjunto transversal en mitad del cuerpo), por la presencia de ocelos azules y por el color amarillo intenso de su iris. Exhibe también cinco labiales delante de la subocular, entre 37 y 53 escamas gulares, entre 27 y 32 grupos transversales de escamas ventrales y entre 9 y 15 escamas en el collar (apenas aserrado).

Las coloraciones varían según cuáles sean las procedencias de los ejemplares. No obstante, los juveniles y la mayor parte de las hembras poseen un color y un diseño básico caracterizados por la presencia de dos líneas dorsolaterales claras, enteras o interrumpidas, otras dos hileras claras en los flancos y, generalmente, una fila vertebral más oscura que el color del fondo; el cual es gris, pardo o pardo-rojizo. Los costados manifiestan ocelos de un azul intenso; mientras que el vientre es blanquecino o asalmonado y, en ocasiones, está salpicado de manchitas oscuras.

Dimorfismo sexual

Los machos son de mayor tamaño y, habitualmente, más robustos que las hembras. La coloración es, sin duda, el carácter que mejor diferencia a ambos sexos. Los machos suelen presentar unas libreas vistosísimas cuyas características muestran algunas variaciones geográficas. El diseño y color típicos de las hembras son más apagados, como se describe en el punto anterior.

Descripción de juvenil

Los recién nacidos presentan una longitud cabeza-cuerpo de 32 a 43 mm y una cola de 50 a 100 mm. Típicamente exhiben un aspecto rayado longitudinalmente, con dos líneas dorsalaterales claras y otras dos en los costados sobre fondo gris, pardo o pardo-rojizo. A veces, estas líneas dorsalaterales son poco patentes o están difuminadas. Puede aparecer asimismo una fina fila o banda vertebral; en otras ocasiones, el diseño dorsal está muy reducido. Se parecen bastante a las hembras adultas.

Distribución

Los lagartos tizones se encuentran en las islas de Tenerife y La Palma, y en los pequeños roques de Anaga y de Garachico. Hace algunos años se describió una población introducida en El Matorral, Frontera (Isla de El Hierro).

Variaciones geográficas

Están descritas cuatro subespecies que muestran diferencias significativas en algunos caracteres folidóticos, biométricos y colorativos. Gallotia galloti galloti, presente en el sur y el sureste de Tenerife, se caracteriza por su tamaño ligeramente menor (hasta 125 mm de longitud cabeza-cuerpo), por poseer relativamente pocas escamas en el dorso (entre 72 y 93 en serie) y, en el caso de los machos adultos, por tener una coloración casi totalmente negra incluso en la garganta, encima de la que destacan dos filas de ocelos azules; de éstos, los anteriores son de mayor tamaño y pueden unirse en una mancha vistosa. Gallotia galloti eisentrauti ocupa la vertiente norte de la isla de Tenerife, la península de Anaga, el roque de Tierra de Anaga y el de Garachico, y se singulariza por alcanzar grandes tamaños (hasta 140 mm de largura cabeza-cuerpo) y por contar con un elevado de escamas en el dorso (entre 86 y 103 en una serie en la mitad del cuerpo); en esta subespecie, los machos adultos presentan una coloración de fondo negra o gris oscura con manchas transversales amarillas en el dorso, la garganta y el pecho de color azul intenso, y ocelos laterales más pequeños que en la subespecie nominal. Gallotia galloti palmae ocupa toda la isla de La Palma, manifiesta tamaños menores que las demás (hasta 122 mm), los machos adultos lucen un fondo negro sobre la que destaca el intensísimo color azul de la garganta y el pecho. Finalmente, Gallotia galloti insulanagae es una forma microinsular restringida al roque de Fuera de Anaga y caracterizada por el enorme tamaño de los adultos (hasta 145 mm) y por su color de fondo particularmente oscuro con grandes ocelos azules. Además de estas variaciones, algunos autores han observado otros patrones menores de variación biométrica y folidótica a lo largo y ancho de Tenerife.

Especies similares

Sólo en Tenerife, y de forma muy puntual y localizada, coexiste con lacértidos de otra especie. Concretamente, coincide con el lagarto moteado en los alrededores del acantilado de los Gigantes, del cual se diferencia por su menor envergadura, el menor número de series transversales de escamas ventrales y por su coloración.

Hábitat

Los lagartos tizones se hallan en prácticamente todos los hábitats dentro de su área de distribución, salvo en la laurisilvas, en el fayal-brezal y en las zonas más altas de las Cañadas de Teide (por encima de los 3.000 m).

Biología

Es una especie heliotérmica y diurna que en las partes más bajas de las islas en donde habita mantiene una actividad constante a lo largo de todo el año, con máximos anuales durante los meses de mayo y junio, periodo en el cual acontece el celo.

Las conductas agresivas entre machos resultan muy frecuentes; al respecto, se ha comprobado que el grado de agresividad aumenta conforme es mayor el contraste de tamaño entre los contrincantes. En las fases previas a la cópula, los machos aplanan lateralmente el cuerpo, inflan la garganta y se dirigen hacia la hembra con rápidos movimientos verticales de la cabeza. Durante el apareamiento, el macho sujeta a la hembra mordiéndola en el cuello. Las hembras realizan una o dos puestas al año dependiendo de la disponibilidad trófica y de las condiciones climáticas. El número de huevos por ovoposición varía entre 2 y 9, de cáscara pergaminosa, que miden 17-24 mm de longitud por 9-15 mm de anchura; a temperaturas variables entre 18 y 34 °C, el periodo de incubación oscila entre 62 y 89 días.

Su dieta se aprecia muy diversa, y la composición de la misma depende de factores tales como la estacionalidad, la disponibilidad del medio, la edad y el tamaño del individuo. En cualquier caso, el componente herbívoro de esta dieta es vital e incluye una amplia miscelánea de flores, capullos, brotes, hojas y frutos de numerosas especies (salados, tabaibas, vides, chumberas, higueras, etc.); los ejemplares poseen varias adaptaciones a la ingestión y digestión de la materia vegetal que consumen. La dieta herbívora se complementa con diversos invertebrados y, ocasionalmente, con otros reptiles con cuales convive; también se han registrado casos de canibalismo.

Al igual que otras especies del género, este lagarto es capaz de emitir un cierto número de vocalizaciones con diferente significado, desde sonidos con connotaciones territoriales hasta otros de peligro cuando los atrapan.

La lista de depredadores es extensa e incluye, entre otros, a córvidos, cernícalos, alcaudones, ratoneros, milanos y algunos mamíferos (ratas y gatos asilvestrados, por ejemplo).

Estado de sus poblaciones

El lagarto tizón es muy abundante en casi toda su área de distribución y en ocasiones alcanza densidades que sobrepasan los 2.00 individuos por hectárea. Por esta razón, esta especie no puede considerarse amenazada.

Referencias

Báez (1997), Barbadillo y Bauwens (1997), Gonzáles et al. (1996), Molina-Borja (1985), Molina-Borja y Bischoff (1998), Molina-Borja et al. (1997, 1998), Rodríguez-Domínguez y Ruiz Caballero (1998), Thorpe y Brown (1991), Thorpe et al. (1993).

Adaptación de la obra ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, BALEARES Y CANARIAS. Guía ilustrada para identificar y conocer todas las especies. Autores: Luis Javier Barbadillo, José Ignacio Lacomba, Valentín Pérez-Mellado, Vicente Sancho, Luis Felipe López-Jurado.


 

Pulse para ver imágenes de ampliación (Gallotia galloti)

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)