Biología de los reptiles (I): Características generales

Huevo de lagarto. La adquisición de las tres membranas embrionarias permitió la radiación temprana de los reptiles.

Características generales de los reptiles

Los reptiles, o saurópodos no aviares (grupo parafilético e inválido en taxonomía), son vertebrados tetrápodos de metabolismo ectotérmico que no experimentan metamorfosis en su ciclo de vida. Tienen la piel dura, seca y típicamente cubierta de escamas. Como los demás amniotas, sus huevos poseen tres membranas: el corion, que envuelve completamente eI huevo; el amnios, que forma la capa interna del embrión; y el alantoides, que actúa a modo de órgano respiratorio del embrión y como depósito de los desechos de su metabolismo. El huevo amniota también se caracteriza por poseer una cáscara protectora —que en los reptiles puede ser dura, coriácea o apergaminada— y prácticamente impermeable; pero que posibilita la circulación del vapor de agua y de los gases relacionados con la respiración.

El huevo reptiliano

Este tipo de huevo crea un medio acuoso en el cual el embrión puede respirar y alimentarse. Cuenta asimismo con otros dos componentes: la albúmina, que ofrece una protección adicional y sirve de reserva de agua y de proteínas; y del vitelo o yema, que constituye la reserva energética para el desarrollo embrionario. Esta novedad evolutiva, que apareció en el Carbonífero superior (hace unos 300 millones de años), permitió la reproducción ovípara en un medio seco y terrestre y puso fin a la dependencia que tenían del agua ambiental sus antepasados tetrápodos ovíparos para reproducirse. Gracias a tal diseño se produjeron una serie de cambios adaptativos. Los reptiles pueden reproducirse sin depender del agua, lo cual, junto con su piel dura y resistente, les brinda la posibilidad de ocupar una gran variedad de hábitats, desde las selvas tropicales hasta las montañas y las zonas áridas; incluidos algunos de los desiertos más secos del planeta.

Pese a esta escasa dependencia del agua, varias especies de reptiles viven toda su vida en el océano excepto durante la puesta, el desarrollo dentro del huevo y el corto trecho desde el nido hasta el agua; como es el caso de las tortugas marinas y de las serpientes marinas ovíparas (las ovovivíparas, en cambio, ni siquiera salen del mar para reproducirse). Las tortugas marinas, por su parte, tienen cierto grado de endotermia, gracias a que su gran tamaño y su forma compacta permiten una mejor conservación del calor interno. Por lo demás, la tortuga laúd también puede ser activamente endotérmica: cuando nada en aguas frías, en efecto, esta enorme tortuga mantiene la temperatura de su cuerpo claramente por encima de la del agua mediante unos sistemas de intercambio con los que retiene el calor que se libera durante su actividad muscular (Salvador et al. 1998).

La importancia de las escamas

Las escamas son unas placas dérmicas que, en los reptiles, pueden presentarse con una gran variedad de tamaños y formas: lisas, aquilladas, acanaladas, etc. Normalmente se distribuyen en hileras y aparecen en un número constante a lo largo de las especies. Cobran especial consideración no sólo por su función anatómica; sino porque están vinculadas además con la adaptación a distintas condiciones ambientales y el grado de madurez sexual. Es tal la diversidad que incluso le dan nombre al orden más diversificado de esta clase: los escamosos.

 

 

 

Izquierda: Escamas dorsales de Malpolon monspessulanus (juvenil). Centro: Escamas dorsales de un colubroideo argentino. Derecha: Escamas caudales de Timon lepidus.

Adaptación de la obra ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, BALEARES Y CANARIAS. Colección Nuevas guías de campo. Ediciones Omega, Barcelona. 2011. Autores: Masó A. & M. Pijoan.

Biología de los reptiles

  1. Biología de los reptiles (I): Características generales
  2. Biología de los reptiles (II): Origen y evolución
  3. Biología de los reptiles (III): Regulación de la temperatura
  4. Biología de los reptiles (IV): Piel, escamas y coloración
  5. Biología de los reptiles (V): Esqueleto, órganos de los sentidos y otros detalles anatómicos
  6. Biología de los reptiles (VI): Reproducción
  7. Biología de los reptiles (VII): La locomoción y sus adaptaciones
  8. Biología de los reptiles (VIII): Locomoción en el medio hipogeo
  9. Biología de los reptiles (IX): Locomoción en el medio arbóreo
  10. Biología de los reptiles (X): Locomoción en el medio acuático
  11. Biología de los reptiles (XI): Alimentación
  12. Biología de los reptiles (XII): Serpientes venenosas
  13. Biología de los reptiles (XIII): Depredadores de reptiles
  14. Biología de los reptiles (XIV): Estrategias defensivas

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)