Desplazamiento de los cocodrilos

¡Difunde!

Derechos Animales ya - Cocodrilo en la orilla de una río - Desplazamiento de los cocodrilosEl desplazamiento de los cocodrilos incluye tanto el medio terrestre como el acuático.

Desplazamiento de los cocodrilos por tierra y agua

En los cocodrilos, la cola constituye el principal órgano de locomoción en el agua; mientras que en tierra lo son sus cortas patas. Las extremidades anteriores cuentan con cinco dedos sin interdigitaciones y las posteriores disponen de cuatro dedos, y los vestigios de un quinto, con una fuerte membrana entre ellos. Siempre presentan tres dedos con uñas, ya sea en los remos delanteros o traseros.

Durante el desplazamiento de los cocodrilos a través del agua, los miembros se mantienen junto al cuerpo y la acción natatoria se describe como una especie de ola que va formándose desde el hocico hasta el final de la cola. El movimiento de los cocodrilos sobre tierra puede ocurrir de varias formas; pues, si bien los cocodrilos tienden a evitar los movimientos de larga distancia en medio terrestre, en ocasiones se ven obligados a hacerlo cuando se secan las charcas en donde viven. No obstante, la mayoría de las especies cocodrilianas acostumbran a seleccionar previamente aquellos hábitats en que hay un caudal permanente. Los cocodrilos se agotan en poco tiempo cuando se desplazan por tierra y, con frecuencia, se hallan forzados a parar y descansar.


En la locomoción de los cocodrilos en el medio acuático intervienen complejas estructuras esqueléticas.

Marchas rápidas y marchas lentas

El desplazamiento de los cocodrilos a través por tierra puede producirse mediante una marcha lenta o rápida. En la marcha lenta, los miembros se mantienen erguidos bajo el cuerpo y la cola va arrastrándose por el suelo a una velocidad máxima de entre 2 y 4 km/h. Cuando los cocodrilos sienten necesidad de desplazarse rápidamente en tierra, para volver al agua, en general, a menudo siguen una cadencia en la que las patas delanteras y traseras de un flanco del cuerpo se arriman cuando el cuerpo se mueve hacia ese lado y luego se separan cuando el cuerpo se ladea al otro. Los cocodrilos agitan sus largas colas de un lado para otro en sincronía con estos movimientos. Si se encuentran envueltos en barro, a veces se deslizan aprovechando los impulsos de la cola.

La locomoción de los cocodrilos es muy variable según la especie y su entorno. Algunas pocas especies cocodrilianas logran viajar a una velocidad mayor e incluso logran superar obstáculos naturales insalvables para otras. Por ejemplo, la especie Crocodylus johnstoni, originaria de Australia, corre y brinca prácticamente cada vez que necesita avanzar por vía térrea. Esta suerte de «galope» les permite a estos cocodrilos sobrepasar todo tipo de rocas y troncos durante su travesía hacia el agua.

Cuando los cocodrilos realizan sus desplazamientos, las extremidades anteriores se retraen hacia atrás y emplean las posteriores para impeler el cuerpo hacia delante. Durante este ritmo, su fornida cola escamosa suele moverse en dirección arriba abajo en vez de izquierda-derecha. La velocidad máxima registrada es de 18 km/h; aunque estas criaturas quedan totalmente agotadas antes de recorrer siquiera unos 100 metros.

Traducción y adaptación de la obra CROCODILES: INSIDE OUT. A Guide to the Crocodilians and Their Functional Morphology. Autores: K. C. Richardson, G. J. W. Webb y S. C. Manolis.


¡Difunde!

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)