Crecimiento de los cocodrilos

Crecimiento de los cocodrilos

Los cocodrilos precisan largos periodos de tiempo para alcanzar su tamaño máximo y por ello dan la impresión de que están creciendo continuamente a lo largo de sus vidas. Las tasas de crecimiento, en términos de dimensiones corporales lineales, presentan sus cotas más altas en crías y luego declinan paulatinamente, conforme se incrementa la edad, hasta volverse cero en animales viejos. Por el contrario, la masa corporal aumenta al cubo con respecto a la longitud. Así, aunque el crecimiento lineal se desarrolla rápidamente en individuos jóvenes, la masa corporal se mantiene baja. En ejemplares grandes y añosos, el crecimiento lineal es extremadamente lento; pero la masa corporal se acrecienta significativamente incluso ante leves incrementos en longitud.

Correlación entre el peso corporal y la longitud total en cocodrilos de aguas saladas en estado salvaje. Aquellos individuos que habitan en los pantanos pueden presentar un 20% más de peso que sus homólogos moradores de los ríos mareales.

Se disponen de relativamente pocos datos sobre el crecimiento a largo plazo en algunas especies cocodrilianas, lo cual refleja en parte las dificultades logísticas existentes para trabajar con poblaciones durante décadas. Los resultados disponibles muestran que las tasas de crecimiento individuales son muy variables y que a menudo se producen alteraciones estacionales extremas. A nivel de población, hay dos correlaciones distintas entre tamaño y edad: una para los primeros años y otra cuando se va llegando a la madurez.

Correlación entre la tasa de crecimiento anual y la longitud total de cocodrilos de aguas saladas en estado salvaje cuyo hábitat son los ríos mareales situados al norte de Australia.

Correlación entre la longitud corporal y la edad en cocodrilos de aguas saladas en estado salvaje.

En todas las especies de cocodrilos, los machos adquieren una mayor envergadura que las hembras. Una hembra salvaje de cocodrilo de agua salada puede madurar con una talla mínima de 2,1 m (7 años), pero la mayoría lo hace alrededor de los 2,3-2,4 m (7,5 u 8 años); las hembras raramente superan los 3 m (10 años). En contraposición, los cocodrilos salvajes de aguas saladas maduran generalmente en torno a los 3,1-3,3 (10-11 años). El tamaño máximo «normal» para los machos está en los 4,6-5,2 m (15-17 años). Apenas se hallan especímenes superiores a los 5,2 m; mas se han registrado algunos casos que rebasan los 6,5 m (21,4 años). Por otra parte, especies pequeñas de cocodrilo, tales como los caimanes comunes, pueden madurar con una talla que roza los 1,0-1,2 m; aunque lo hacen mayoritariamente entre los 4 y 7 años de edad; el tamaño límite se sitúa entre los 2,0-2,5 m (6-8 años).

Estas tasas se crecimiento de los cocodrilos se ven afectadas por factores genéticos, desarrollo embrionario, sexo, disponibilidad de alimento y temperaturas ambientales. Algunos científicos aseguran haber avistado cocodrilos de aguas saladas de hasta 10 metros; en tal caso, se estima que el peso estaría sobre 4.800 kilogramos.

Traducción y adaptación de la obra CROCODILES: INSIDE OUT. A Guide to the Crocodilians and Their Functional Morphology. Autores: K. C. Richardson, G. J. W. Webb y S. C. Manolis.

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)