Perinquén gomero (Tarentola gomerensis)

¡Difunde!

Perinquén gomero (Tarentola gomerensis)Perinquén gomero (Tarentola gomerensis).

Descripción del adulto del perinquén gomero

El perinquén gomero (Tarentola gomerensis) es un geco de tamaño mediano que ocasionalmente sobrepasa los 75 milímetros de longitud cabeza-cuerpo. Aspecto general aplanado y robusto, con la cabeza de contorno triangular, muy ancha posteriormente y con el extremo del hocico redondeado. Ojos grandes y de pupila vertical. Cada extremidad presenta cinco dedos marcadamente en sus ápices y con uñas conspicuas en el tercero y cuarto. Cola intacta de la misma longitud o algo más larga que la de cabeza-cuerpo.

Diseño y coloración característicos; la mayor parte de los individuos exhibe un color grisáceo salpicado de puntos blancos en la cabeza, el dorso y las patas. La región vertebral manifiesta manchas transversales oscuras, seguidas casi siempre de otra mancha más clara, y que llegan generalmente hasta el final de la cola. El vientre es blanquecino y el iris posee habitualmente tonos cobrizos e incluso, a veces, anaranjados.

Dimorfismo sexual

Como en los demás perinquenes canarios, los machos son un poco más grandes y robustos que las hembras (por regla general, hasta 75 y 65 milímetros de longitud cabeza-cuerpo, respectivamente) y muestran la cabeza más ancha. También suele tener la región pericloacal de color amarillento. En las hembras son retráctiles las diminutas uñas de los dedos primero, segundo y quinto.

Descripción del juvenil del perinquén gomero

Los jóvenes, que eclosionar tienen un tamaño próximo a los 20 milímetros de longitud cabeza-cuerpo, suelen presentar una coloración dorsal más contrastada que los adultos.

Distribución

El perinquén gomero está restringido a la isla de La Gomera, donde es abundante en la franja altitudinal comprendida entre el nivel del mar y los 1.000 metros. Por encima de esta cota y, principalmente, en toda la zona cubierta por la laurisilva y el fayal-brezal, se vuelve rarísima y siempre asociada a construcciones humanas y zonas de vegetación aclarada.

Variaciones geográficas

Su limitada distribución ha determinado que las únicas variaciones morfológicas detectadas no estén vinculadas a un patrón geográfico concreto. Hasta la fecha no se han descrito subespecies.

Especies similares

Resulta algo mayor que el perinquén de Boettger; pero más pequeño que la salamanquesa común y el perinquén majorero. Aunque morfológicamente se ve muy similar al perinquén de Delalande, se puede distinguir de éste por su diseño y coloración dorsal característicos.

Hábitat

El perinquén gomero se considera una especie bastante «antropófila»; ocupa muros, bancales, edificaciones humanas y terrenos despejados, y evita las áreas con cobertura vegetal densa. Vive desde el nivel del mar hasta los 1.150 metros de altitud.

Biología del perinquén gomero

La actividad de esta especie se prolonga prácticamente a lo largo de todo el año, fundamentalmente en cotas inferiores a los 500 metros sobre el nivel del mar. Es, como el resto de macariogecos, nocturno y crepuscular, con comportamientos termorreguladores ocasionales durante el día.

El periodo reproductor empieza a cotas bajas durante el mes de mayo y se dilata hasta el final del verano; aunque puede variar de un año para otro dependiente de las precipitaciones habidas en la isla. Durante todo este periodo los machos defienden territorios y buscan hembras con las que, tras breves escarceos y llamadas sonoras, copulan al mismo tiempo que las sujetan mediante un mordisco en la cabeza. Poco después, las hembras ponen uno o dos huevos calcificados que entierran someramente o dejan resguardados entre grietas. Con relativa frecuencia se observan puestas comunitarias de varias hembras. Las puestas se van sucediendo a lo largo de la estación, y su número depende de la disponibilidad de alimento y el clima. A menudo se han contabilizado hasta siete puestas consecutivas en animales mantenidos en cautividad.

Su dieta está compuesta de pequeños insectos y arácnidos que cazan al acecho en sus salidas nocturnas. El tipo de presa se supedita en gran medida a los recursos del medio; aunque se sabe de individuos que preferían las arañas y los tisanuros. A veces consumen hormigas.

El perinquén gomero es una presa común para gatos, cernícalos, lechuzas y alcaudones.

Estado de sus poblaciones

Se trata de una especie habitual por todas las zonas bajas de la isla de La Gomera, donde se aprecia abundante en barrancos y pedregales. Por esta razón y aunque estamos ante un endemismo de distribución reducida, no padece problemas graves de conservación y su futuro parece plenamente asegurado.

Referencias

Barbadillo (1987), Báez (1997), Chicharro (1997), Joger (1984), López-Jurado (1989), López-Jurado (1992) Martín et al. (1996), Roca et al. (1987).

Adaptación de la obra ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, BALEARES Y CANARIAS. Guía ilustrada para identificar y conocer todas las especies. Autores: Luis Javier Barbadillo, José Ignacio Lacomba, Valentín Pérez-Mellado, Vicente Sancho, Luis Felipe López-Jurado.


 

Pulse para ver imágenes de ampliación (Tarentola gomerensis)


¡Difunde!

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)