Lagartija andaluza (Podarcis vaucheri)

Descripción del adulto

Lagartija de aspecto esbelto y con la cabeza relativamente aplanada, de forma que las órbitas oculares sobresalen por encima de la misma; aunque algo menos que en muchas Podarcis hispanica. Presenta el hocico bastante puntiagudo, escamas dorsales pequeñas y granulares; escama rostral separada de la escama frontonasal y collar liso. La coloración dorsal se manifiesta muy a menudo verde o, como mínimo verdosa, especialmente en los machos; pero más a menudo parda en las hembras. Estas últimas no muestran la librea marcadamente listada típica de muchas hembras de Podarcis hispanica. Todos los individuos carecen de línea vertebral. Costados reticulados de pardo o verdoso y negruzco. Coloración ventral blanca, amarillenta o rojiza, con marcas similares a las de las Podarcis hispanica.

Dimorfismo sexual

No se ha descrito.

Descripción de juvenil

Similares a los de las poblaciones de Podarcis hispanica: nacen con el cuerpo pardo y la cola azulada.

Distribución

Endemismo íbero-magrebi (sur de la Península Ibérica, Marruecos y Argelia). En el British Museum of Natural History de Londres existe un ejemplar etiquetado como Podarcis vaucheri del sur de Portugal. Sin embargo, se trata de un subadulto muy antiguo (1915) y posteriormente no se ha encontrado ningún otro ejemplar en la localidad, por lo que podría tratarse de una confusión con carbonelli o de un error de etiquetaje. Por otra parte, esta perspectiva debe considerarse provisional; ya que recientemente se ha detectado que su distribución supera ampliamente el río Guadalquivir y alcanza casi los límites de las provincias de Badajoz y Jaén. Finalmente, se ha encontrado una población límite en Almería.

Variaciones geográficas

No se ha descrito en la exigua área que esta especie ocupa en el extremo sur peninsular, pero sí en Marruecos, donde se han descrito dos clados —el europeo y el africano— que poseen diferencias morfológicas, además de genéticas. Sin embargo, los dos clados pueden observarse a ambos lados del Estrecho porque se han producido sendas introducciones: una en Marruecos procedente del clado europeo y otra en Almería procedente del clado africano.

Especies similares

La lagartija de Carbonell suele ser más robusta, con el cuerpo menos deprimido, y la cabeza más corta y alta (con un perfil más convexo en que las órbitas oculares sobresalen poco por encima del píleo) que Podarcis vaucheri. Sin embargo, existe una excepción: las lagartijas de la población aislada en Doñana son mucho más pequeñas y gráciles que en las demás poblaciones de lagartija de Carbonell e incluso más pequeñas que Podarcis vaucheri. Las poblaciones de Podarcis hispanica pueden ser muy similares y casi indistinguibles de la lagartija andaluza, mas sus respectivas áreas de distribución únicamente se solapan en la provincia de Granada; en todo caso, en esta pequeña zona de coincidencia, Podarcis hispanica tiene la cabeza algo más baja que Podarcis vaucheri.

Hábitat

Zonas pedregosas o con vegetación arbustiva mediterránea, afloramientos rocosos en prados de montaña, pastizales, áreas rurales y zonas urbanas; incluidas construcciones rurales y jardines. También se halla en linderos y claros de bosques templados, y en zonas cubiertas de maleza tales como barbechos abandonados o antiguos cultivos. Asimismo, se localiza en playas y hasta en zonas de dunas.

Biología

La época de celo se desarrolla entre marzo y junio. Las hembras realizan varias puestas de 1 a 5 huevos en cada estación reproductora. Las eclosiones acontecen a los 40-80 días.

Estado de sus poblaciones

La UICN la considera como de preocupación menor (LC) desde el año 2008. Algunas poblaciones podrían verse afectadas por la pérdida de hábitat debido a la agricultura; pero la especie en conjunto no parece estar amenazada.

Adaptación de la obra ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, BALEARES Y CANARIAS. Colección Nuevas guías de campo. Ediciones Omega, Barcelona. 2011. Autores: Masó A. & M. Pijoan.

Pulse para ver imágenes de ampliación (Podarcis vaucheri)

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)