Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli)

¡Difunde!

Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli)

Descripción del adulto

Lagartija robusta, con el cuerpo redondeado y con la cabeza relativamente corta y alta, de forma que las órbitas oculares sobresalen poco por encima del píleo. Escamas dorsales pequeñas y granulares. Escama rostral separada de la escama frontonasal; collar liso. Machos en celo con el dorso pardo o pardo verdoso (rara vez enteramente verde) y los costados siempre de color verde brillante o verde lechuga, todo ello fina y dispersamente reticulado de oscuro (a menos que se trate de individuos concolores). Las hembras y los machos no reproductores tienen el dorso y los costados pardos, y las primeras el diseño negro a menudo más reducido y concentrado en los bordes irregulares de las líneas dorsolaterales oscuras. Los tonos pardos de la franja vertebral y la mayor extensión de pardo en los costados son más frecuentes en los machos en celo del Sistema Central, mientras que los de Portugal y de Doñana tienen a menudo una gran extensión de verde brillante en los costados y la franja dorsal también verde o como mínimo pardo verdosa. En todas las poblaciones existen siempre algunos ejemplares adultos con la pigmentación dorsal negra muy reducida o ausente (morfotipo concolor). La coloración ventral se ve típicamente blanquecina, con algunos puntos negros en las escamas ventrales externas y casi siempre con máculas verdes o azules; las hembras a menudo muestran el vientre amarillo muy claro (Doñana y Portugal) o blanco y con matices anaranjados o rojizos (Sistema Central).

Dimorfismo sexual

Los machos acostumbran a alcanzar un mayor tamaño que las hembras (excepto en el Sistema Central, donde son algo menores), tienen la cola y las patas proporcionalmente más largas, su cabeza es más voluminosa, su escama masetérica suele ser más grande y tienen menor número de escamas ventrales. Para más diferencias, véase Identificación.

Descripción de juvenil

Los recién nacidos tienen la cola algo verdosa; pero menos contrastada que en la Lagartija de Bocage.

Distribución

Endemismo del oeste ibérico. También se halla en las islas Berlengas (centro de Portugal).

Variaciones geográficas

Los individuos de las islas Berlengas (que se clasifican como Podarcis carbonelli berlengensis pese a ser genéticamente idénticos a las de la subespecie nominal) son de gran tamaño, tienen la cabeza más alta, las patas proporcionalmente más cortas y la placa masetérica normalmente muy grande. Presentan una pigmentación ventral y gular más intensa y profusa que los ejemplares de las poblaciones continentales.

Especies similares

Las poblaciones de Podarcis hispanica y la lagartija andaluza tienen el cuerpo deprimido y la cabeza más aplanada, con las órbitas oculares que sobresalen netamente por encima, y su garganta muestra escasas manchas oscuras o ninguna. La lagartija de Bocage, que coincide con la de Carbonell en una pequeña franja situada al sur del Duero (no sólo en área sino también en hábitat), suele tener marcas dorsales más intensas y el vientre amarillo o anaranjado y no manifiesta coloración verde en los costados.

Hábitat

Al igual que la lagartija de Bocage, la de Carbonell es una lagartija terrestre, adaptada a los ambientes bastante húmedos y frescos, y al igual que aquélla ocupa una gran variedad de hábitats en las zonas de clima atlántico: claros y sobre todo linderos forestales (donde aveces alcanza elevadas densidades), zonas de matorral de distintos tipos, muros de viviendas y jardines, acantilados, dunas costeras, etc. En el interior más mediterráneo, sin embargo, limita su presencia a las zonas de montaña, por lo general entre los 800 y los 1.200 m. La población aislada en Doñana, que obviamente no tiene este recurso altitudinal, suele ocupar el suelo de los alcornocales, pinares piñoneros y sabinares; aunque también se observa en matorrales, muy a menudo sobre arenas estabilizadas. En el Sistema Central, esta especie ocupa sobre todo los robledales de melojo y los matorrales secundarios que los sustituyen, mientras que en la provincia portuguesa Beira Litoral llega a ser muy abundante en pinares y ocupa a menudo los medios humanizados.

Biología

Acontecen cortejos y apareamientos entre marzo y principios de julio. En función principalmente de su tamaño, las hembras realizan de 1 a 3 puestas anuales, de 1 a 5 huevos cada una, entre mayo y julio (en las Berlengas, sin embargo, realizan 3 puestas anuales de 1 a 4 huevos, una en abril, otra en mayo y la tercera en junio-julio). Se observan eclosiones entre julio y septiembre.

Letargo invernal por lo general desde septiembre a marzo; aunque en invierno las lagartijas pueden asolearse cerca de los refugios invernales. En Doñana, sin embargo, se ha observado actividad durante todo el año. En el Sistema Central, la máxima actividad se observa en mayo, en coincidencia con la reproducción.

Estado de sus poblaciones

Especie protegida. Aunque el Libro Rojo la consideró en 2002 como una especie de preocupación menor (LC), en 2006 la UICN la incluyó en su lista de especies amenazadas (EN) debido a la exigüidad de su área de distribución y al declive de sus poblaciones y de la calidad de sus hábitats.

La forma de las Columbretes se considera rara o vulnerable, según la fuente, y protegida. El Libro Rojo la consideraba en 2002 como una «especie» vulnerable (VU), categoría que también le atribuye a esta forma la Lista Roja del País Valenciano.

Adaptación de la obra ANFIBIOS Y REPTILES DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, BALEARES Y CANARIAS. Colección Nuevas guías de campo. Ediciones Omega, Barcelona. 2011. Autores: Masó A. & M. Pijoan.


 

Pulse para ver imágenes de ampliación (Podarcis carbonelli)


¡Difunde!

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)