Acomodación ocular (óptica)

¡Difunde!

¡Derechos Animales ya! - Acomodación ocular de un gato (óptica)La acomodación ocular es un proceso fisiológico que permite enfocar imágenes en la retina. Este fenómeno acontece a lo largo del mundo animal, en todas las especies de vertebrados y en muchos invertebrados.

La acomodación ocular en animales

Se denomina acomodación ocular al enfoque nítido de una imagen sobre la retina. Los rayos de luz procedentes de un objeto distante llegan al ojo con un ángulo ligeramente diferente a los procedentes de un objeto cercano. En los vertebrados, un individuo pasa de fijarse en objetos cercanos a hacerlo en otros lejanos, el ojo debe ajustársele o acomodársele para mantener la imagen enfocada. Existen dos aberraciones cromáticas usuales: se produce hipermetropía si la imagen se forma detrás de la retina. Por el contrario, se produce miopía cuando una imagen queda enfocada por delante de ésta.

El cristalino y la córnea tienen una enorme trascendencia a la hora de enfocar la luz entrante. Su función se ve condicionada por el índice de refracción del medio atravesado por la luz. El índice de refracción del agua es similar al de la córnea; así pues, cuando la luz atraviesa el agua hasta la córnea en los vertebrados acuáticos, se desvía poco al converger sobre la retina.

Sin embargo, cuando la luz cruza el aire hasta el medio líquido de la córnea en los vertebrados terrestres, lo hace considerablemente. De igual forma, un animal acuático que ve un objeto en el aire debe compensar la distorsión originada por los distintos índices de refracción del aire y el agua. Como consecuencia de estas diferencias ópticas básicas, los ojos están diseñados para funcionar bien en el aire o bien en el agua.

La acomodación ocular puede realizarse a través de mecanismos que afectan al cristalino o a la córnea. Los ciclóstomos cuentan con un músculo corneal que altera la forma de ésta para enfocar la luz entrante. En los elasmobranquios, un músculo protractor cambia la posición del cristalino dentro del ojo, el cual está enfocado para la visión a larga distancia. Para enfocar objetos cercanos, el músculo protractor mueve el cristalino hacia delante.

En la mayoría de los amniotas, la curvatura de la lente cambia con el objetivo de acomodar el foco del ojo sobre objetos cercanos o lejanos. Los músculos ciliares actúan sobre la lente para cambiar su forma y; por tanto, alterar su capacidad de enfocar la luz que lo atraviesa.

Adaptación de la obra VERTEBRADOS: Anatomía comparada, función y evolución. Autor: Kenneth V. Kardong.


¡Difunde!

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)

dieciocho − 11 =