Archivo de la etiqueta: veganismo

Partido Vegano - Entrevista al presidente del Partido Vegano de El Reportero Animal

Entrevista al presidente del Partido Vegano por «El reportero animal»

Partido Vegano - Entrevista al presidente del Partido Vegano de El Reportero Animal - Defensa de los Derechos AnimalesAdrián López Galera, presidente del Partido Vegano, habla acerca de la esclavitud de los animales y por qué otros partidos perpetúan su desamparo legal.

Una entrevista para romper cadenas por los animales

En esta entrada presentamos una entrevista oral reciente a Adrián López Galera, presidente del Partido Vegano. La entrevistadora es Lyda Durango, fundadora y máxima responsable de la revista digital «El reportero animal».

Adrián cuenta por qué hemos fundado el Partido Vegano. Ofrece argumentos acerca de por qué los animales son esclavos y cómo las grandes organizaciones animalistas y otros partidos perpetúan y amparan el especismo y un marco legal aberrante contra los animales.

¡No te dejará indiferente!

Entrevista al presidente del Partido Vegano

Fragmentos destacados (hay muchos más):

[Minuto 9:15]

Nuestro partido está, éticamente, en las antípodas de cualquier otro partido animalista o que contemple medidas animalistas. […] Me gustaría explicarlo con un ejemplo: En la época colonial, en el siglo XIX, en pleno apogeo de la esclavitud negra, había grupos que eran abolicionistas y estaban en contra de la esclavitud humana y los que estaban a favor, los proesclavistas. […] Los colectivos esclavistas de la época y sus organizaciones estaban a favor de la esclavitud pero no querían que a los esclavos se los tratase mal. Pedían que a los esclavos se les diese el domingo de descanso, que no les pegaran latigazos y, creo recordar, en Boston había una regulación para que las madres y los niños esclavos no se pudiesen vender por separado.

Ya desde antiguo existía una dualidad entre el abolicionismo y el bienestarismo, una dualidad entre quienes están en contra de la esclavitud y quienes solamente no quieren que los esclavos sufran. Y quieren regular la manera en que se produce para así minimizar su sufrimiento. Ésta es la diferencia entre nuestro partido y otros partidos y organizaciones animalistas.

[Minuto 15:27]

Muchos animalistas no son conscientes de que no están en contra de la esclavitud animal. No son conscientes de que su activismo no va a conseguir que los animales dejen de sufrir ni que dejen de ser esclavos. El sufrimiento que se produce en la industria, por ejemplo, es una mera consecuencia inherente del hecho de que sean esclavos. Sufren porque son objetos al servicio de alguien. Si no luchan para que dejen de ser objetos al servicio de alguien, siempre van a sufrir.

[Minuto 49:35]

Si nosotros hemos fundado el Partido Vegano es, precisamente, porque no nos interesan los mensajes populares. Nos hemos fundado para romper cadenas, como decimos. Si quisiéramos el lucro o el dinero, lo más lucrativo, pero con diferencia, sería decir «¡No al maltrato animal!», «¡Quiere a los perritos!», «¡No al abandono!»… Mensajes vacíos, populistas, que todo el mundo puede compartir sin despeinarse. Y que, claro, no sirven absolutamente para nada. Pero ahí está el dinero. Así que queremos dar un golpe en la mesa y representar los intereses de la víctimas como se merecen, sin intereses de ningún otro tipo. Nosotros sólo somos herramientas al servicio del fin de la explotación animal. No nos interesa otra cosa.

Artículos relacionados
¡Derechos Animales ya! - El activismo vegano y el enfoque de los Derechos Animales

El activismo vegano y el enfoque de los Derechos Animales

¡Derechos Animales ya! - El activismo vegano y el enfoque de los Derechos AnimalesEl activismo vegano, bien realizado, es el único que pueda salvar la vida de los animales. Se requiere que el activista tenga una visión madura y crítica para saber distinguir entre enfoques y estrategias de acuerdo a la ética fundamental de los Derechos Animales.

El activismo vegano es esencial

Desde la llegada del nuevo milenio, el veganismo está en auge gracias a las nuevas tecnologías de la información y los nuevos canales surgidos. Las redes sociales, blogs, foros y otras plataformas han servido para que muchos humanos —yo incluido— hayan tomado conciencia sobre las injusticias que padecen los animales y nuestro deber de rechazar toda forma de explotación animal.

A pesar de que ser veganos ya evita gran parte de los daños directos que causamos, nuestra convivencia en sociedad nos exigue también informar y promover las razones de por qué nosotros hemos adoptado la postura vegana. Ejercer activismo vegano se convierte en un deber circunstancial ante la triste realidad de que, si no alzamos la voz, nuestro esfuerzo individual no basta para cambiar el presente ni el porvenir de las víctimas no humanas.

La mayoría de los veganos no ejercen activismo. Resulta comprensible que muchos no dispongan de tiempo libre o se sientan abrumados por la idea de escribir o difundir textos, diseñar imágenes o participar en grupos para salir a la calle y manifestarse. Sin embargo, la lucha vegana y los Derechos Animales exiguen ese sacrificio si realmente nos importan los fundamentos que llevamos a la práctica.

¡Derechos Animales ya! - CiervoDefender la naturaleza o el ecologismo son premisas fácilmente aceptadas. No obstante, sin un conocimiento suficiente de Derecho y Ética se vuelve imposible comprender cómo las regulaciones legales actuales no pueden proteger a los animales. El activismo vegano tiene por objeto informar sobre la realidad teórica y práctica, amén de formar a otros activistas.

El activismo vegano requiere formación y debe ser educativo

En muchos artículos pongo énfasis en la importancia de ejercer un activismo educativo y trasladar un mensaje correcto para salvar vidas. Si entendemos que el presente y futuro de los animales depende de nuestras acciones, asumimos el deber moral de actuar con prudencia y juicio. En esta entrada, queremos exponer algunas reflexiones sobre errores habituales en el seno del activismo vegano.

La mayor parte de los activistas veganos son gente joven que dio el paso hacia el veganismo hace relativamente poco tiempo. Con independencia del tiempo que uno lleve como vegano, las ganas y el interés son un magnífico aliciente para realizar un buen trabajo mientras se esté dispuesto a aprender y a mejorar.

Un primer paso para ser un buen activista vegano está en conocer cuál es la definición del veganismo, su historia y sus bases. Se vuelve imposible defender a los animales si, en nuestro afán de actuar rápido y de llegar a mucha gente, sólo le prestamos atención a la forma y no al fondo. Es tan importante nuestra buen intención como el conocimiento de qué decir y cómo decirlo. Nuestra formación como activistas resulta esencial para poder enseñar y formar a otros para que sigan nuestros pasos.

¡Derechos Animales ya! - Jerarquía de animales

El activismo animalista (especista) establece arbitrariamente una jerarquía entre animales, preferencia a unas víctimas sobre otras y defiende medidas que favorecen a unas en detrimento de otras. Partidos como PACMA son un ejemplo flagrante de cómo el animalismo institicional traiciona a los animales.

El activismo vegano es el único que defiende los Derechos Animales

Otro problema, más grave si cabe, radica en que dentro del pequeño número de veganos que ejercen activismo, la mayor parte limita su activismo al apoyo a organizaciones o colectivos que no defienden el veganismo ni promueven los Derechos Animales.

El grueso de los activistas veganos están vinculados al activismo de organizaciones animalistas o ecologistas que, por sus propios intereses, difunden e inculcan argumentos antropocéntricos y especistas como si fuesen comerciales de una empresa.

Hay un número considerable de activistas veganos que participa junto a PACMA, Igualdad Animal o Anima Naturalis; aun cuando estas organizaciones o partidos son defensores del bienestarismo, es decir, promueven la idea de que basta con exigir medidas legales encaminadas hacia el bienestar animal y con que los humanos explotemos y asesinemos «compasivamente» a los animales.

¡Derechos Animales ya! - Pollos criados en sueloQue estos pollos estén en el suelo, en lugar de en una jaula, no significa que sean libres ni estén exentos de penurias. Las organizaciones animalistas (bienestaristas) centran su mensaje en las condiciones de la esclavitud de los animales en lugar de cuestionar la injusticia de la esclavitud animal. Es decir, sólo se preocupan por la forma; no por el fondo.

¿Por qué es incorrecto el activismo de las grandes organizaciones animalistas?

Las campañas de grandes organizaciones animalistas y la de sus partidos políticos asociados solamente se centran en el sufrimiento y promueven formas de explotación animal alternativas que, lejos de favorecer a los animales, le transmiten a la sociedad que entonces está bien explotar animal si se hace con miramientos.

Pedir, por ejemplo, que una gallina pase a vivir hacinada de otra forma o que a un cerdo lo asesinen de otra manera no cambia el final de esas víctimas ni, por supuesto, soluciona en absoluto el origen que desemboca en estos hechos: el especismo.

Mientras el especismo y su derivado, el antropocentrismo, sigan vigentes en nuestra sociedad, sólo estaremos combatiendo las infinitas ramas de una violencia nacida en nuestro desprecio hacia quienes son diferentes.

En nuestro movimiento abundan acciones y actitudes tanto incoherentes como perjudiciales para la defensa de los Derechos Animales. Si entendemos que el origen de la explotación y esclavitud animal reside en nuestra mentalidad supremacista y opresora hacia quienes son más débiles, no cabe tratar de paliar esta situación perpetuando dicha mentalidad.

¡Derechos Animales ya! - Perrito con grandes orejasResulta fácil ser animalista porque sólo se requiere empatía hacia los animales. En cambio, dar el paso al veganismo y ejercer activismo vegano requiere una transformación completa de nuestros pensamientos y hábitos adquiridos.

Conclusión

Me gustaría rogar una reflexión y estudio de las bases de los Derechos Animales y que cada activista que participe en estos mensajes dañinos se replantee su postura. El argumento del paso a paso, tan cotidiano, se convierte en una falacia típica con que justificar todo tipo de propuestas que jamás aceptaríamos en humanos (una muestra de especismo). Esta falacia es, sin dudas, la favorita de quienes sólo tratan de justificar sus acciones apelando al autoengaño colectivo y a una rotunda falta de autocrítica.

Si de verdad nos importan los animales, elaboremos un mensaje centrado en el respeto que merecen al poseer intereses inalienables. El activismo vegano no debe caer en el error de reducir la sintiencia de los animales al «sufrimiento» —ignorando que valoran su vida, libertad e integridad— o plantear la cuestión vegana como algo que hacer por nuestra salud o el medio ambiente

Los argumentos antropocéntricos obvian la raíz del problema: nos creemos con legitimidad para usar a otros sujetos como simples recursos para nuestros fines porque no pertenecen a nuestra especie. Esto está mal y carece de cualquier justificación lógica. Ahí debemos incidir con educación y pedagogía para despertar la adormecida empatía de nuestro mundo.

No dudes en unirte y participar para obtener formación como activista y formar a otros.

Artículos relacionados
¡Derechos Animales ya! - Los activistas veganos deberíamos permanecer unidos por los Derechos Animales

Los activistas veganos deberíamos permanecer unidos

¡Derechos Animales ya! - Los activistas veganos deberíamos permanecer unidos por los Derechos AnimalesLos activistas veganos deberíamos permanecer unidos. Los animales necesitan la unión, la fuerza y colaboración de todos los veganos para que su realidad salga a la luz y la sociedad pueda comprender por qué merecen respeto por sus intereses inalienables.

La importancia de que los activistas veganos permanezcamos unidos

Al poco de comenzar como activista vegano, entendí que resultaba primordial que los defensores de los Derechos Animales permaneciéramos unidos. En este artículo quisiera lanzar una reflexión sobre la importancia de que tratemos de conocernos, charlar, ejercer actividades y distintas acciones en común para facilitar el traslado y la comprensión del veganismo y de los Derechos Animales a la sociedad.

Cuando digo que los activistas veganos deberíamos permanecer unidos no deseo incurrir en la típica falacia unionista de «todos estamos en el mismo barco». Es evidente que el movimiento animalista, en su mayoría, no defiende los Derechos Animales. Cada activista vegano puede tener unas convicciones personales ligeramente diferentes, pero si nuestros convicciones éticas son iguales respecto al cese de la explotación y esclavitud animal, deberíamos realizar un esfuerzo por colaborar.

La unión permite sumar la fuerza que tiene cada vegano por separado para hacer algo más grande, algo que marque un antes y un después en la historia del veganismo. El activismo individual es muy importante porque podemos realizarlo sin depender de nadie. Sin embargo, si queremos que el veganismo sea un principio moral aceptado y asumido por la sociedad, aunar fuerzas como colectivo creará un movimiento unido y consistente que resonará aún con más fuerza en ésta.

Hasta la fecha, creo que una de las limitaciones de nuestro movimiento ha sido el silenciamiento, la marginalidad impuesta y la acción individual de cada activista por separado. Si queremos cambiar la realidad que padecen las víctimas no humanas y trasladarle a la sociedad las razones de por qué merecen respeto, debemos unirnos y colaborar en esta causa común.

Cada quien puede desempeñar funciones vitales en situaciones en las que una determinada profesión o conocimiento en una materia se vuelve de extrema importancia. Cada uno posee habilidades únicas que pueden marcar la diferencia en el movimiento abolicionista.

Así pues, si eres vegano o vegana y deseas lo mismo que nosotros —el fin de la esclavitud animal en todas sus formas—, no dudes en contactar conmigo para lo que quieras y busca a otros activistas con quienes compartir ideas, acciones y experiencias. Estamos seguros de que así caminaremos mejor y más lejos. Todos los activistas veganos tenemos algo que aportar.

Artículos relacionados
Partido Vegano - Pat Moreno (Maternidad - Cerdos) - Dibujo sobre papel a bolígrafo

Pat Moreno, dibujante y artista del bolígrafo

Partido Vegano - Pat Moreno (Maternidad - Cerdos) - Dibujo sobre papel a bolígrafoPat Moreno es una artista capaz de extraer todo el potencial de un bolígrafo de estilo BIC. Su domino del retrato monocromo es realmente admirable. Esta ilustración, proveniente de su serie «Maternidad», refleja las vidas íntimas de animales salvajes.

Pat Moreno, una artista dedicada a los Derechos Animales

Cuando se me presenta la oportunidad me gusta difundir a los artistas que, mediante su don, arte y talento, ayudan a difundir y a explicar los fundamentos del veganismo y de los Derechos Animales. En esta entrada os presento a una extraordinaria activista vegana y artista del dibujo: Pat Moreno.

Pat Moreno es una joven artista madrileña cuyas obras pictóricas, sobre papel y a bolígrafo, buscan plasmar la belleza innata de los animales y los momentos de ternura que acompañan sus vidas cotidianas. El diseño que encabeza este artículo pertenece a su serie «Maternidad», en donde nos muestra una retrospectiva sobre aquellas especies animales más perjudicadas a lo largo de los años: seres oprimidos por la caza, la explotación alimentaria, las pieles, los prejuicios sobre salubridad y enfermedades, mascotismo, el comercio, el entretenimiento y los fines terapéuticos, el exterminio sistemático, etc.

Esta artista plantea una crítica férrea al especismo y a los prejuicios humanos que condenan a estos animales desde una perspectiva positivista, capturando un momento de interrelación maternal entre madres e hijos por medio de escenas marcadas por la naturalidad y la cotidianidad en su vida en libertad: momentos de cariño, juego y relajación que todos vivimos, seamos de la especie que seamos.

Pat Moreno está aún trabajando en esta serie, y estudiando nuevos soportes y formatos con los que ponerlos a conocimiento y disposición del público. En concreto, estas obras están realizadas únicamente con un bolígrafo Staedtler negro sobre papel. Sin embargo, ella también explora magistralmente otros soportes, como la madera. Incluso actualmente está adentrándose en el mundo del tatuaje para trasformar el cuerpo de otros veganos e individuos interesados en lienzos que plasmen la hermosura y la realidad de las víctimas no humanas.

Te recomiendo estar al día de sus creaciones en sus redes sociales: Instagram y Facebook.

Juntos, los activistas veganos seguiremos caminando por todos ellos.

Artículos relacionados
¡Derechos Animales ya! - El verdadero significado del veganismo - Igor Sanz

El verdadero significado del veganismo

¡Derechos Animales ya! - El verdadero significado del veganismo - Igor SanzLa sociedad general no conoce todavía el verdadero significado del veganismo. Muchos veganos, por desgracia, tampoco tienen muy claro este concepto ni sus límites. En pocas palabras, el veganismo es el principio ético de rechazo hacia toda forma de explotación animal. Nuestro compañero Igor Sanz lo define a la perfección.

Una tergiversación permanente sobre humanos y animales

En redes sociales es muy común encontrar carteles y textos sencillos y esquemáticos en donde se señala que debemos ser veganos por «por el planeta, nuestra salud y los animales» o dicen cosas cosas como «el veganismo es por los animales y las personas».

Este tipo de afirmaciones y eslóganes son falsos y dañinos para la comprensión del veganismo y de los Derechos Animales; pues sólo ofrecen una visión superficial y sesgada del verdadero significado del veganismo. Afirmar que el veganismo es por el planeta equivale a convertirlo en sinónimo de ecologismo, y señalar que es por nuestra salud equivale a convertirlo en un sinónimo de dieta o religión.

Para mas inri, decir que el veganismo va dirigido a «animales y personas» significa promover la creencia antropocéntrica de que los humanos no somos animales o de que existen una diferencia ética entre el respeto que merecemos unos y otros. Además, la base fundamental de los Derechos Animales reside en la consideración ética y legal de que ellos son y deberían ser reconocidos como personas —sujetos de derecho— ante la ley. Por tanto, afirmaciones como la presente incurren en un doble conceptos básicos.

Este tipo de campañas proceden, generalmente, de organizaciones y colectivos animalistasbienestaristas— que se lucran a través de la compasión y buscan llamar la atención y captar socios y donantes mediante mensajes simplistas que cualquiera puede entender sin esfuerzo.

¡Derechos Animales ya! - Caballo se defiende y tira a su jineteEn esta fotografía, un caballo se defiende de su jinete porque no quiere ser dominado ni coaccionado por nadie. El veganismo se refiere específicamente a la esclavitud y explotación animal de la misma manera en que el feminismo se refiere concretamente a la esclavitud y explotación de las mujeres. El veganismo persigue el cese de la cosificación animal y de su estatus como propiedades y bienes del ser humano. Los animales merecen respeto por sí mismos con independencia de los intereses humanos. Las condiciones de la esclavitud —maltrato animal y sufrimiento animal—, así como las consecuencias de cambiar de dieta no son razones ni objetivos del veganismo.

¿Cuál es el verdadero significado del veganismo? Mi compañero Igor Sanz lo aclara

La realidad está en que mucho se habla sobre veganismo y pocos saben definirlo. Una de las razones de nuestra fundación ha sido la de asentar el significado original del veganismo y combatir la tergiversación sistemática que se ejerce desde particulares hasta medios de comunicación.

Hoy no queremos ser nosotros quienes escribamos qué es el veganismo; sino que citaremos las palabras de Igor Sanz, un activista incansable desde su anonimato intencional:

Para entender el veganismo quizá sea conveniente empezar por un análisis de nuestra sociedad. Se trata, por encima de todo, de una sociedad caracterizada por la cosificación institucionalizada del resto de animales. Para los humanos, el resto de animales son meros objetos. Herramientas y recursos de los que poder echar mano sin contemplaciones.

[…]

Pero este tipo de situaciones no han sido exclusivas de los nohumanos. La historia de la humanidad es una historia de sometidos y sometidores. La esclavitud humana puede parecer ahora una simple mancha negra en nuestro historial, pero lo cierto es que su práctica ha sido la tónica dominante durante la mayor parte de los siglos precedentes.

Desde la antigua civilización egipcia hasta la guerra civil Norteamérica, la esclavitud de seres humanos ha sido un hecho de extendida práctica y aceptación, ya fuera por motivos de raza, etnia o cualesquiera otros aspectos superficiales y arbitrarios.

Y lo mismo ocurre con el pasado de las mujeres, sometidas a una perpetua dominación por parte de los hombres, si no tanto a nivel legal, sí al menos a nivel social.

El veganismo no es, por tanto, ni una dieta ni un estilo de vida. El veganismo es un principio moral que nos dicta que el resto de los animales no son nuestros medios, sino fines en sí mismos, dignos en todo momento de ser tratados como tales, sin vulnerar sus derechos básicos y sin explotarlos de manera alguna.

Como puntualización a las palabras de Igor Sanz, cabe señalar que el veganismo se refiere específicamente a la explotación animal y al estatus de propiedad al que están sometidos todos los animales. El verdadero significado del veganismo no abarca todas las posibles relaciones humanas con los animales ni aquellos daños no derivados de su cosificación. Asuntos como el cuidado del medio ambiente o la gestión agrícola corresponden a los Derechos Animales.

Artículos relacionados