Archivo de la etiqueta: delfines

¡Derechos Animales ya! - Día Internacional de Ballenas y Delfines

Día Internacional de Ballenas y Delfines

¡Derechos Animales ya! - Día Internacional de Ballenas y DelfinesEn el Día Internacional de Ballenas y Delfines, el Partido Vegano desea denunciar la explotación y esclavitud padecida por los cetáceos y todos los animales del mundo.

Día Internacional de Ballenas y Delfines nos recuerda la explotación y esclavitud de ballenas y delfines

El 23 de julio se celebra el Día Internacional de Ballenas y Delfines. Como ocurre con otros Días Internacionales, el origen de esta celebración dista muchísimo del respeto que merecen estos animales. En 1986, la Comisión Ballenera Internacional decidió proclamar este día para «frenar la caza indiscriminada y tortuosa de estos hermosos animales en peligro de extinción» [sic].

En este artículo deseo explicar que las ballenas, los delfines y otros animales merecen respeto por sí mismos porque sienten, padecen y valoran sus vidas, libertad e integridad.

Reducir la sintiencia y conciencia de ballenas y delfines a la «caza indiscriminada» o la caza furtiva significa avalar el asesinato de éstos y otros animales si se practica «con moderación». Como señalamos hace unos días respecto a la falacia del término medio, no existe una manera ética de causar un daño «moderadamente».

Las ballenas, delfines y cetáceos de todo el mundo, como sucede con todos los animales salvajes, están perseguidos y cercados por el ser humano con la finalidad de obtener carne, aceites y de encerrarlos para domarlos y obligarlos a ejercer en terapias y en espectáculos.

Los individuos que acuden a delfinarios quizás no alberguen ni la más remota idea sobre las absolutas aberraciones por las que pasan estos animales. Al fin y al cabo, nuestras conductas especistas son inculcadas desde la infancia. El sufrimiento de los delfines alcanza hasta el punto de que muchos, a raíz de su enorme inteligencia, hallan una manera de suicidarse en sus piscinas.

¡Derechos Animales ya! - Ballena en libertad en el océanoQue una ballena u otro animal pueda nadar o volar sin interferencia humana no significa que sea libre. Ningún animal del mundo es libre porque todos están contemplados como objetos y propiedades al servicio de los seres humanos.

Todos los animales son esclavos

La humanidad ha reducido a las ballenas, los delfines y a todos los animales a la condición de esclavos. La mentalidad supremacista de nuestra especie sólo concibe la existencia de los animales como sometidos (domesticados) o exterminados (salvajes). No existe una manera bella ni más sutil de condenar esta realidad. Los hechos y las evidencias apuntan a que el ser humano no parará hasta esclavizar o exterminar hasta el último de los animales que todavía, a duras penas, pueden sobrevivir.

Los activistas veganos nos referimos a la cruda realidad para transformarla. Queremos que el Día Internacional de Ballenas y Delfines sirva para hablar con propiedad y para denunciar no su «caza indiscriminada», sino nuestra creencia de que basta con cazarlos menos o con tratarlos mejor. Se vuelve imposible pretender un mundo mejor para los animales si los hechos se ocultan a la opinión pública o si se adopta un mensaje bienestarista y populista.

Un vegano, debidamente formado, no habla de «maltrato animal» porque es irrelevante la manera en que traten o asesinen a ballenas, delfines y otros animales. El problema radica en la explotación animal, en el uso de animales como medios para nuestros fines.

Los activistas veganos defendemos los Derechos Animales y ello nos impulsa, por absoluta convicción, a poner sobre la mesa aquello que nadie quiere decir ni escuchar.

Artículos relacionados
¡Derechos Animales ya! - Los delfinarios y la explotación de los delfines

Los delfinarios y la explotación de los delfines

¡Derechos Animales ya! - Los delfinarios y la explotación de los delfinesVer animales encerrados en zoológicos o acuarios les enseña a los niños que están bien encerrar a otras personas por no ser iguales a nosotros. Los delfinarios son centros de explotación animal que confinan y esclavizan delfines. Estos animales merecen respeto más allá de por su elevada cognición. Los derechos legales no dependen de la inteligencia.

Los delfinarios son zoológicos o circos de delfines

Los delfinarios son un subtipo de zoológico destinado a la explotación de delfines. Estos centros aprovechan la docilidad relativa de estos mamíferos marinos y sus capacidades innatas para aprender trucos gimnásticos con el fin de explotarlos en espectáculos circenses y en terapias. El grueso de los delfines cautivos provienen de la captura y asesinato sistemático de sus poblaciones salvajes en los océanos.

Los delfines encerrados y explotados en delfinarios padecen una vida monótona en donde carecen de espacio para nadar, están sometidos a entrenamientos continuos, su socialización es limitada y el ruido es atroz; tanto por la afluencia de público como por su comunicación por ultrasonidos. Esto los hace vivir explotados y torturados en un ambiente en que los ultrasonidos rebotan por las gradas y las paredes del acuario. Sin embargo, sus miserables circunstancias sólo son un detalle menor frente al origen de esta problemática.

Toda forma de explotación animal es injusta porque vulnera los intereses inalienables de los animales: vida, libertad e integridad. Sin embargo, nuestra especie, en lugar de reconocer una justicia universal para todos los sujetos con independencia de su especie, busca variables sesgadas y antropocéntricas con que justificar su dominación sobre el resto de las especies animales. Los delfines son unos animales muy especiales por sus capacidades cognitivas. Si bien, resulta erróneo defenderlos apelando a su elevada inteligencia o a sus emociones complejas.

¡Derechos Animales ya! - Delfines en el delfinario del Loro Parque de TenerifeDelfines en el Loro Parque de Tenerife. Los delfinarios realizan espectáculos con delfines como medio de lucro a costa de la captura, confinamiento y manipulación de estos animales.

Los derechos legales no dependen de la inteligencia

Los humanos tenemos derechos legales reconocidos porque asumimos que todo humano presenta intereses inalienables al margen de su inteligencia o nivel de conciencia. Que una forma de explotación se produzca de forma «humanitaria» o «sin sufrimiento» no nos legitima a supeditar sus intereses ante los nuestros.

Cuando se señala que los delfines u otros animales merecen respeto porque «son muy parecidos a nosotros» en cuanto a nuestros rasgos, se promueve una visión antropocéntrica que establece en ellos una vara de medir que nunca aceptaríamos para nosotros.

En los humanos jamás aceptaríamos que unos individuos tuvieran más derechos o menos según su nivel de inteligencia o habilidades. Entonces, ¿necesitamos que los delfines sepan realizar trucos o que posean un lenguaje complejísimo para merecer respeto? En absoluto. Ni los delfines deben estar cautivos y explotados en delfinarios ni ningún otro animal merece estarlo en ninguna parte porque todos los animales, científicamente, poseen intereses inalienables.

¡Derechos Animales ya! - Delfín encerrado en un delfinarioNuestra legitimidad para encerrar, coaccionar, violentar y asesinar animales no depende de la diferencia entre su inteligencia y la nuestra. La humanidad considera correcta la explotación y esclavitud animal en delfinarios y otros centros simplemente porque no son de nuestra especie. Este prejuicio se denomina «especismo».

Conclusión

Los activistas veganos no pedimos —sólo— un buen trato para los delfines cautivos, ni un trato de favor especial para ellos o para los primates. Hemos convertido a los animales de todo el mundo en nuestros esclavos y ninguno debería serlo. Y aquellos animales que se resisten a ser esclavos, terminan exterminados.

Los defensores de los Derechos Animales aplicamos el principio de igualdad para los animales y desea ir a las raíces del problema, el antropocentrismo y el especismo, para reivindicar el cese de toda forma de explotación y esclavitud animal de la misma manera en que hoy la humanidad exigiría el cese de cualquier forma de explotación y esclavitud humana.

Artículos relacionados