Esqueleto apendicular: Aletas

¡Difunde!

Morfología de las aletas caudales de los peces

Diferentes formas que presentan las aletas caudales. Los peces óseos muestran una mayor variedad si los comparamos con otros grupos.

 

Ya en los peces primitivos, el cuerpo estaba adaptado para llevar espinas, lóbulos o salientes. Sin embargo y a diferencia de estas expansiones, las aletas son membranas o salientes membranosos reforzados internamente por finos radios. Estos radios se forman como las escamas, en la limitante entre la dermis y la epidermis, y luego se hunden en la dermis; a causa de esto, se denominan con frecuencia radios dérmicos.

En los elasmobranquios, estos radios dérmicos reciben el nombre de ceratotriquias, finas varillas queratinizadas. En los peces óseos pasan a nombrarse lepidotriquias y, por lo general, son una serie de pequeños elementos osificados o condrificados que sostienen la membrana. En algunos peces óseos, la punta de la aleta puede estar reforzada por varillas queratinizadas llamadas actinotriquias. La región proximal de la aleta, junto al cuerpo, está sostenida por pterigóforos de dos tipos: los basales, gruesos y situados en la zona proximal de la aleta; y los radiales, finos y que se extienden desde los basales hasta la región media de la aleta.

Las aletas son impares, a excepción de dos pares: uno situado cerca de la cabeza y que constituye las aletas pectorales; y un segundo posterior a éste, que forma las aletas pelvianas. Los pterigóforos basales de estas aletas pares se articulan y anclan a las cinturas del interior del cuerpo.

 

Adaptación de la obra VERTEBRADOS: Anatomía comparada, función y evolución. Autor: Kenneth V. Kardong.

 


¡Difunde!

Añadir un comentario

Su dirección de correo no se publicará. Los campos requeridos están marcados con asterisco (*)