Clase anfibios: Características principales

¡Difunde!

 

 

1. Esqueleto con un número variable de vértebras, fundamentalmente óseo; algunos presentan costillas, otros no las tienen o están fusionadas a las vértebras.

2. Manifiestan diseños corporales muy variados: las salamandras cuentan con un tronco alargado con cabeza, cuello y cola bien diferenciados; las ranas adultas poseen un cuerpo compacto, deprimido, con cabeza y tronco fusionados, sin un cuello diferenciado; las cecilias exhiben un cuerpo alargado en el cual no se logra diferenciar regiones ni ano terminal.

3. Habitualmente se valen de dos pares de extremidades (son tetrápodos), asociados a las cinturas pectoral y pelviana, aunque algunos sólo tienen un único par y otros son ápodos; pies a veces palmeados; sin auténticas garras o uñas. En general, cuatro dedos en las patas anteriores, cinco en ciertas ocasiones o incluso menos.

4. Corazón con un seno venoso, dos aurículas, un ventrículo y un cono arterial. Circulación doble a través del corazón en la que las arterias y venas pulmonares irrigan los pulmones (cuando existen) y devuelven la sangre ya oxigenada al corazón; piel provista profusamente de vasos sanguíneos.

5. Epidermis lisa y húmeda, con numerosas glándulas; tegumento modificado para la respiración cutánea; células pigmentarias (cromatóforos) frecuentes, con bastante variedad; glándulas granulares asociadas a la secreción de sustancias defensivas.

6. Respiración por medio de la piel y, en algunas especies, por branquias o pulmones; la presencia de branquias y pulmones varían entre éstas y en los distintos estadios larvarios; las ranas con larvas acuáticas pierden sus branquias durante la metamorfosis; en muchas salamandras, las branquias pueden persistir a lo largo de toda la vida del individuo.

7. Ectotérmicos; la temperatura corporal depende estrictamente de la temperatura ambiental y no está modulada por la producción de calor interno generado metabólicamente.

8. Sistema excretor constituido por riñones mesonéfricos u opistonéfricos pares; la urea es normalmente el producto nitrogenado que se origina.

9. El oído presenta membrana timpánica y estribo para transmitir las vibraciones al oído interno.

10. Para la visión aérea, la córnea es la principal superficie refractora para la luz; los párpados y las glándulas lacrimales protegen y humedecen el ojo.

11. Boca frecuentemente grande, con pequeños dientes en las mandíbulas superiores o en ambas; dos narinas internas que se abren hacia la cavidad nasal, tapizada por un epitelio olfativo en la porción anterior de la cavidad bucal, que les permiten respirar a las especies pulmonadas.

12. Diez pares de nervios craneales.

13. Sexos separados; fecundación usualmente externa en ranas y sapos, pero básicamente interna, mediante espermatóforos en salamandras y cecilias; mayormente ovíparos, algunos ovovivíparos y vivíparos; resulta común la metamorfosis; huevos con una cantidad moderada de vitelo (mesolecíticos) con cubiertas gelatinosas de carácter membranoso.

 

Artículos relacionados

Adrián López Galera

Adrián López Galera

Grado en Biología. Máster en Estudios Lingüísticos, Literarios y Culturales. Amplia experiencia en Derechos Animales, Escritura Creativa y Administración de sistemas informáticos.